Nuestros alumnos 2.0 (homenaje a Jim Borgman)

De mis ya lejanos tiempos de dibujante aficionado de cómics y de mis lecturas dominicales de El País, que tanto criticaba en el post anterior, me queda la afición a Jim Borgman.

Tengo su blog BorgBlog entre mis favoritos RSS de GoogleReader y no dejo de gozar con este y otros dibujos que nos regala, dejo a cada uno/a la visita y disfrute, y acabo con otros dos:




Anuncios
Published in: on 15 septiembre 2007 at 12:04 am  Dejar un comentario  

Nuestros alumnos 2.0 (homenaje a Jim Borgman)

De mis ya lejanos tiempos de dibujante aficionado de cómics y de mis lecturas dominicales de El País, que tanto criticaba en el post anterior, me queda la afición a Jim Borgman.

Tengo su blog BorgBlog entre mis favoritos RSS de GoogleReader y no dejo de gozar con este y otros dibujos que nos regala, dejo a cada uno/a la visita y disfrute, y acabo con otros dos:




Published in: on 15 septiembre 2007 at 12:04 am  Dejar un comentario  

>El País me decepciona ("los frutos del proyecto Grimm")

>

Una noticia publicada en el CiberPaís me ha llevado a iniciar mi blog Atlantia en el País, con este artículo:

Ya resulta triste escribir mi primer post aquí criticando el cómo aparece una noticia en el País, y más concretamente en el Ciberpaís, “Los frutos del proyecto Grimm”.

No es que uno espere que la periodista se documente sobre su historia en la propia web del proyecto, o que investigue en la propia web de Apple, al fin y al cabo, nadie le obliga a decir que el proyecto nació desde unos docentes que trabajaban y siguen trabajando con ordenadores Macs, con programas Apple como iMovie, iPhoto o iWeb, que les facilitan el desarrollo de productos educativos hechos por los propios alumnos, donde raramente se producen cuelgues o reinicios.

No es que yo esperase que se hablase del proyecto Grimm que se realiza en centros públicos, como las iniciativas del grupo Grimm al Sur, o la excelente colección de podcast y tutoriales realizados, o los destacables artículos de su web, aunque hubiera estado bien… muy bien.

Que dedique la mitad del artículo a glosar la reciente pizarra digital, la PDI, que sin conocer yo comienzo a odiar, a mí no me parece una broma. Que en él no aparezca ni un sólo ordenador ni un programa en acción, tampoco.

Creo que el mérito de los y las que llevan tantos años con este proyecto, la vitalidad de sus miembros, la energía dejada en llevar adelante, mantener y enriquecer las nuevas tecnologías en las aulas educativas no se merecía un artículo tan pobre, tan incompleto y tan manipulado.

Pero vaya mi admiración por todos/as los que aparecen en dicho artículo, por los demás que no aparecen y por la marca de ordenadores que, omitida mientras en portada se mencionan otras de más dudoso mérito educativo, han hecho posible este milagro.

¡ Felicidades, Grimm, y te deseo muchos años más! seguro que tus alumnos/as también.

Published in: on 13 septiembre 2007 at 10:51 pm  Dejar un comentario  

El País me decepciona ("los frutos del proyecto Grimm")

Una noticia publicada en el CiberPaís me ha llevado a iniciar mi blog Atlantia en el País, con este artículo:

Ya resulta triste escribir mi primer post aquí criticando el cómo aparece una noticia en el País, y más concretamente en el Ciberpaís, “Los frutos del proyecto Grimm”.

No es que uno espere que la periodista se documente sobre su historia en la propia web del proyecto, o que investigue en la propia web de Apple, al fin y al cabo, nadie le obliga a decir que el proyecto nació desde unos docentes que trabajaban y siguen trabajando con ordenadores Macs, con programas Apple como iMovie, iPhoto o iWeb, que les facilitan el desarrollo de productos educativos hechos por los propios alumnos, donde raramente se producen cuelgues o reinicios.

No es que yo esperase que se hablase del proyecto Grimm que se realiza en centros públicos, como las iniciativas del grupo Grimm al Sur, o la excelente colección de podcast y tutoriales realizados, o los destacables artículos de su web, aunque hubiera estado bien… muy bien.

Que dedique la mitad del artículo a glosar la reciente pizarra digital, la PDI, que sin conocer yo comienzo a odiar, a mí no me parece una broma. Que en él no aparezca ni un sólo ordenador ni un programa en acción, tampoco.

Creo que el mérito de los y las que llevan tantos años con este proyecto, la vitalidad de sus miembros, la energía dejada en llevar adelante, mantener y enriquecer las nuevas tecnologías en las aulas educativas no se merecía un artículo tan pobre, tan incompleto y tan manipulado.

Pero vaya mi admiración por todos/as los que aparecen en dicho artículo, por los demás que no aparecen y por la marca de ordenadores que, omitida mientras en portada se mencionan otras de más dudoso mérito educativo, han hecho posible este milagro.

¡ Felicidades, Grimm, y te deseo muchos años más! seguro que tus alumnos/as también.

Published in: on 13 septiembre 2007 at 10:51 pm  Dejar un comentario