Alejandro Piscitelli en Internet en el Aula

(Ya ven, hace un rato me despedí,… y ahora… pero… es que soy incorregible, y me iba a pasar todo el mes pensando…)

Pues sí, don Alejandro Piscitelli, desde hace pocos días, está también en la red Internet en el Aula. Para quienes no estuvieron, o no lo saben, en el reciente (bueno, ya no tanto) Congreso Internet en el Aula impartió-compartió una conferencia desde Santander que comenzó con su experiencia en el portal educ.ar en Argentina, para llegar mucho más allá, hasta la evolución y futuro de la educación en Internet.

Espero no me tomen por simplista por decir que, para mí, la suya fue una de las mejores intervenciones que oí en este Congreso. Aún no está disponible en la página oficial, pero Fernando Santamaría, en su imprescindible blog Gabinete de Informática ya compartió un adelanto de sus palabras:

Pero además, como buen bloguero e internauta, podemos leer sus propias impresiones de primera mano:

Cara a cara con el desafío docente. El encuentro virtual/presencial en Santander. Escribir/enseñar en colores y leer/ser leído en blanco & negro en su blog Filosofitis (subtitulado Tomándonos en solfa a la filosofía y en serio a todo lo demás).

Internet en el aula: virtual y presencial en el propio portal educ.ar.

Yo me temo que tan sólo puedo compartir, aparte de mi admiración, el dibujo que le hice mientras yo asentía repetidas veces a sus acertadas palabras.

Todo un placer, don Alejandro.
Published in: on 25 julio 2008 at 1:05 am  Dejar un comentario  

Alejandro Piscitelli en Internet en el Aula

(Ya ven, hace un rato me despedí,… y ahora… pero… es que soy incorregible, y me iba a pasar todo el mes pensando…)

Pues sí, don Alejandro Piscitelli, desde hace pocos días, está también en la red Internet en el Aula. Para quienes no estuvieron, o no lo saben, en el reciente (bueno, ya no tanto) Congreso Internet en el Aula impartió-compartió una conferencia desde Santander que comenzó con su experiencia en el portal educ.ar en Argentina, para llegar mucho más allá, hasta la evolución y futuro de la educación en Internet.

Espero no me tomen por simplista por decir que, para mí, la suya fue una de las mejores intervenciones que oí en este Congreso. Aún no está disponible en la página oficial, pero Fernando Santamaría, en su imprescindible blog Gabinete de Informática ya compartió un adelanto de sus palabras:

Pero además, como buen bloguero e internauta, podemos leer sus propias impresiones de primera mano:

Cara a cara con el desafío docente. El encuentro virtual/presencial en Santander. Escribir/enseñar en colores y leer/ser leído en blanco & negro en su blog Filosofitis (subtitulado Tomándonos en solfa a la filosofía y en serio a todo lo demás).

Internet en el aula: virtual y presencial en el propio portal educ.ar.

Yo me temo que tan sólo puedo compartir, aparte de mi admiración, el dibujo que le hice mientras yo asentía repetidas veces a sus acertadas palabras.

Todo un placer, don Alejandro.
Published in: on 25 julio 2008 at 1:05 am  Dejar un comentario  

Despedida veraniega

Aunque mañana partimos para Lanzarote, y mis vacaciones no serán exactamente como las del dibujo de Jim Borgman, lo cierto es que sí me siento ahora un poco así: con ganas de descansar mis pies en remojo, de no moverme mucho, y de leer y de pensar.

Seguramente lo que sobrará será esa televisión que se ve ahí, aunque supongo que no podré abandonar mi viejo portátil Powerbook, que el último verano rompió una de sus bisagras y aún se mantiene con cinta adhesiva. ¿Resistirá el viaje? ¿Se saturará su memoria con mis acuarelas digitales? ¿Me despertará con mi música archivada?… no se sabe.

Posiblemente, mi imagen veraniega a partir de ahora se parezca precisamente más a quienes aparecen en una de mis acuarelas, digitales, “Aprendiendo… a vivir (que no es poco)”, que tuvo incluso sus minutos de gloria en la Bitácora de Aníbal de la Torre.

Aprenderé o re-aprenderé a vivir, sí, que no es poco, a dejar que las mareas marquen el ritmo cada día, que el sonido de las olas se convierta en mi nuevo tic-tac, a que el viento mande y suene, a reposar la vista mirando al horizonte, o siguiendo el flotar de un corcho al extremo de un sedal, perseguir con mi cámara algún detalle o un momento, leer sentado en el mentidero un libro indefinido, dibujar una pared o una nube, pararme a esperar que el programa diario del sol de atardecer pinte de muy diversas formas el risco de Famara,…

Published in: on 24 julio 2008 at 9:44 am  Comments (2)  

Despedida veraniega

Aunque mañana partimos para Lanzarote, y mis vacaciones no serán exactamente como las del dibujo de Jim Borgman, lo cierto es que sí me siento ahora un poco así: con ganas de descansar mis pies en remojo, de no moverme mucho, y de leer y de pensar.

Seguramente lo que sobrará será esa televisión que se ve ahí, aunque supongo que no podré abandonar mi viejo portátil Powerbook, que el último verano rompió una de sus bisagras y aún se mantiene con cinta adhesiva. ¿Resistirá el viaje? ¿Se saturará su memoria con mis acuarelas digitales? ¿Me despertará con mi música archivada?… no se sabe.

Posiblemente, mi imagen veraniega a partir de ahora se parezca precisamente más a quienes aparecen en una de mis acuarelas, digitales, “Aprendiendo… a vivir (que no es poco)”, que tuvo incluso sus minutos de gloria en la Bitácora de Aníbal de la Torre.

Aprenderé o re-aprenderé a vivir, sí, que no es poco, a dejar que las mareas marquen el ritmo cada día, que el sonido de las olas se convierta en mi nuevo tic-tac, a que el viento mande y suene, a reposar la vista mirando al horizonte, o siguiendo el flotar de un corcho al extremo de un sedal, perseguir con mi cámara algún detalle o un momento, leer sentado en el mentidero un libro indefinido, dibujar una pared o una nube, pararme a esperar que el programa diario del sol de atardecer pinte de muy diversas formas el risco de Famara,…

Published in: on 24 julio 2008 at 9:44 am  Comments (2)