Astenia veraniega

Lo bueno de tener un blog es que llevas un registro de tu actividad, o falta de ella.
Andaba preocupado por mi falta de productividad en junio, y repasando mi “historial” descubro que el año pasado sólo escribí un post en junio y otro en julio. 😉
No, no soy especialmente productivo. Mis entradas han pasado de 94 en 2008 a 43 en 2009, y este año sólo llevo (con esta) 25.
Parte de la causa está en Twitter. 21787 “tuits” de 140 caracteres son muchos. Posiblemente más de 10000 tuits ajenos marcados como favoritos, unos leídos y otros por leer, también.
De hecho, en muchos de mis post ya aparecen (véanse estos tres últimos) lo que he escrito, o leído, ya en Twitter.
Y es que mucho de lo que encuentro ya escrito, o lo que yo mismo escribo o enlazo, parece que sacia mis ganas de escribirlo o desarrollarlo más. También, tener más de 2000 lectores potenciales, de los que en algunos casos recibo respuesta inmediata, parece que obliga a una mayor urgencia.
Otro aspecto en lo que también flaqueo es en la lectura de blogs. Mi lector de RSS, casi abandonado, al que doy vistazos rápidos, aumenta sus post no leídos cada día. Me cuesta centrarme en su lectura. Sí que acudo, aunque no con gran concentración, cuando en Twitter se indica un enlace o se abre un debate.

Supongo que, sin saberlo, siempre he sido más de “microblogging”. Incluso, antes de usarlo, mis post (salvo excepciones) querían ser breves y visuales.

El otro día (en Twitter) escribí
“desde el 8 de junio sin postear y padezco borrachera bloguera: dudo escribir sobre exaltación de la amistad,imágenes dobles o autocompasión.”

Les dejo. He de escribir otro otros tres post. Maldita astenia.
Anuncios
Published in: on 27 junio 2010 at 1:08 pm  Comments (4)  

The URI to TrackBack this entry is: https://discentia.wordpress.com/2010/06/27/astenia-veraniega/trackback/

RSS feed for comments on this post.

4 comentarios

  1. A mi me pasa igual: con la vorágine de final de curso se me olvidan la ideas. Luego, con la descompresión, afloran (porque estaban ahí).Así que, tranquilo, no pasa nada. Ya vendrán meses mejores.

  2. Mantener un blog se está convirtiendo en un auténtico acto de disciplina, en un ejercicio de escritura como aquellos que usaba Luis Vives para enseñar latín. En tu caso, como sabes latín, puedes sobrevivir con twitter 🙂

  3. Pues aquí tienes a otra que tal anda… Pero es que no tengo nada que decir, excepto repetir lo que otros dicen, como por ejemplo tú en este post.¿Falta de energía (=astenia, ἀσθενής), de disciplina, de interés…? En mi caso, simplemente, falta de ideas.

  4. Creo que la ilusión y la motivación de los comienzos lo es todo. Al principio estamos en un continuo aprendizaje, con ganas de comtar y compartir, vemos que nos siguen y más nos amimamos, pero con el paso del tiempo nos vamos relajando y vamos aprendiendo otras cosas, otros caminos para compartir y bajamos el ritmo de las publicaciones y claro el verano también influye, 🙂


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: