>12 MicroCuentos en Twitter (y 5 variaciones)

>El año pasado, más o menos en estas fechas, publiqué aquí “12 MicroCuentos en Twitter”.

Publico ahora otros 12 y cinco variaciones a alguno de ellos:

1. Se incorporó. Miró a lo lejos. El sol teñía de anaranjado aquella lejana nube de polvo. Decidió que ya era hora de regresar. A casa. #cuento

2. Una sonrisa. Mil y una sombras girando bajo aquel arbol frondoso. Mil y una hojas. Y una sonrisa. Y sentí ese suave estremecimiento. #cuento
Variación:
2b. Una sonrisa. Mil y una sombras girando bajo aquel arbol frondoso. Mil y una hojas. Y una sonrisa. Y sintió un leve estremecimiento. #cuento

3. Golpeó con fuerza. Un crujido. Aquello se movía. El agua le empapaba. Un empujón y salió a la superficie. Aire y sol bañaron su cara.#cuento
Variación:
3b. Golpeo con fuerza. Un crujido. Aquello se mueve. El agua me empapa. Un empujón más y subo a la superficie. Aire y sol bañan mi cara.#cuento

4. Mal día. Noche cerrada. Nunca le gustó aquella calle. Tosió. No veía gran cosa, allí tumbado. Su sangre salía por su herida. Moría. #cuento
Variación:
4b. Mal día. Noche cerrada. Nunca me gustó esta calle. Toso. No veo gran cosa, aquí tumbado. Mi sangre sale por la herida. Muero. #cuento

5. Parece fácil: palabra tras palabra, hilando frases, enhebrando poemas… secundando los ritmos y las pausas. O no,… mejor no ser poeta.#cuento

6. Gaviota de alas blancas, sujetada dios sabe por qué hilos misteriosos, flotando tú allá arriba, riéndote de mí, de mis silencios. #cuento
Variación:
6b. Gaviota de alas blancas, mantenida dios sabe por qué hilos misteriosos, flotando tú allá arriba, te ríes de mí, de mis silencios. #cuento

7. Miro mis manos vacías. Las cierro. Aprisiono el aire que escapa entre mis dedos. Las aprieto con fuerza. Al abrirlas… siguen vacías. #cuento
Variación:
7b. Miro mis manos vacías. Las cierro. Aprisiono el aire que escapa entre mis dedos. Las aprieto con fuerza. Al abrirlas… veo historias. #cuento

8. El horizonte al frente. Nítida línea allá al fondo. Y un mapa. Y un destino marcado. Y la brisa en la cara. La aventura comienza. #cuento

9. Sudor. El mármol se vuelve brillante y traslúcido. Esos ojos de piedra que le miran. Golpea con el martillo mientras grita: ¡HABLA!! #cuento

10. El pincel no le basta. Extiende pintura con sus manos. Las mira. Todo está allí: el sol, los lirios, la noche estrellada,… Solloza. #cuento

11. Miró al espejo: pelo rojizo, maquillaje blanco,sonrisa triste,aquellos ojos…nariz colorada,…llegó el momento de dejar de ser payaso. #cuento

12. Golpe tras golpe.Piedra sobre piedra.Brillaban.Saltaron chispas. Miró.Golpeó otra vez. Piedra. Luz. Fuego. Sonrió…Sílex. #cuento

Published in: on 31 enero 2011 at 5:03 pm  Comments (3)  

>2010: Desván de "inutilidades"

>

“Inutilidades” llamo yo a todas esas pequeñas cosas a las que dedico mi tiempo, y que aparentemente no sirven para nada, que no figurarán en ningún curriculum, ni cobraré nunca por ellas,
Son todas esas pequeñas tareas que asumo o acepto, que me invento, que pruebo y que comparto con quien quiera aceptarlas, recibiendo, que no es poco, agradecimiento, ánimo y dosis de afecto, aunque mucho haya de ser a distancia.
En este post reúno para mí, quizás para esos días en que me digo que no hago nada, que no sirvo para nada y que pierdo mi tiempo, un bazar de imágenes y proyectos que tienen un valor, quizás no medible en horas, en dinero o en méritos, pero un valor par mí… sentimental, y artístico.
Y como en un desván están, medio desvanecidas por el tiempo. Y no me pidan ni orden, ni razones, ni justificaciones, ni clasificaciones. Todas estas “inutilidades”, y otras que no aparecen aquí, forman parte de mis tiempos “perdidos”, unas fueron más afortunadas, otras más discretas, unas divertidas, otras melancólicas, unas difíciles, otras de una sencillez pasmosa. Aquí dejaré una muestra:
Hace un año, escribí un post, “Potachovizad@s”, que es el reflejo de una de mis máximas “inutilidades”, más de 500 (no me hagan contarlos) avatares de distintas personas, coloreados, adornadas con gafas y portátiles. Aún tengo peticiones de personas (discúlpenme) que no he podido “potachovizar”. Hoy no sé si seré capaz de continuar. 
En Febrero, cuando se empezaba a hablar de la ley Sinde, y ante el cierre de una cuenta de Twitter, escribí otro post: INTERNET… ¿AMORDAZADA? con otra pequeña inutilidad, un gif animado que me llevó mi tiempo elaborar… e insertar:
Ese mes también elaboré mi primer video técnico y lo posteé en “4 Lápices capacitivos para iPhone, iPod (¿e iPad?)”





Published in: on 29 enero 2011 at 3:39 am  Comments (27)  

>PAZ

>En estos días se celebra en los colegios el Día de la Paz.
A veces las noticias no vienen repletas de paz.
A veces lo que llaman paz es sufrimiento oculto y generalizado.

Para mí, la paz es cantar en la calle.
Para mí, la paz es la sonrisa de los niños.
Para mí, la paz… es… esto:


En 2009, con dibujos coloreados de http://www.actiludis.com/ y la voz de mi hija Irene, hice este video para el Día de la Paz.

http://www.collegehumor.com/moogaloop/moogaloop.swf?clip_id=1926917&fullscreen=1
“All You Need Is Love” by 156 Countries


“Imagine” –  Playing For Change

Published in: on 28 enero 2011 at 11:16 pm  Comments (1)  

>Enero… en… cuestas… vitales

>


lonely tree in the snow
Cargado originalmente por sant.o

Llevo más de un mes sin escribir aquí.
Es cierto que entre medio ha habido exposición, evaluación, celebración, y hasta relajación.
Hay varias cosas que quiero decirme. Y aún no he sabido cómo.

Porque, aunque agradezco siempre las lecturas y comentarios, este blog nació, allá por 2006, como una aventura muy personal, casi como un diario de mis reflexiones… discentes… docentes…
Durante este tiempo casi me he sentido “obligado” a opinar aquí, a reflexionar, a compartir mis ideas sobre lo que iba surgiendo, a intervenir en este o aquel debate educativo, y he aprendido mucho, y me he atrevido a mucho, y me he equivocado en mucho, pero también he descubierto, primero, mis propias opiniones, o falta de ellas, y luego, las aportaciones de las demás.
Bueno, enero, dicen, es mes de cuestas, pero no sólo económicas, climatológicas o estacionales, también son cuestas emocionales o vitales, periodo de revisiones, de cambios y de propósitos, un mes, donde, al modo de los árboles, mi “sabia” se contrae y me veo menos sabio, menos activo, menos vital, menos atractivo.
Pero estos periodos, que en mí se suelen repetir, problablemente desde la infancia, momentos vitales, emocionales, me resultan necesarios e incluso imprescindibles, pasar de la multitud a la soledad, del gasto al ahorro, de la expansión a la contracción, de la expresión a la impresión,…
Así que, aunque el sol tropical que entra por la ventana desmienta mis fríos internos, así estoy yo, en cuesta…
Published in: on 20 enero 2011 at 9:42 am  Dejar un comentario