Creer … o crear

Todo lo que tu “opinas” sobre educación artística son creencias 🙂
Con esta frase y esta sonrisa terminaba Jordi Adell una conversación conmigo en la que impliqué también a Manuel Iriarte y a Pitu Martinez, y que comenzó, creo, con mi comentario al post de Miguel Ángel Santos Guerra, “La fagocitosis del innovador”:
“Yo,cuando me jubile (de “A”,naturalmente,si me dejan jubilarme),escribiré post optimistas como este: http://j.mp/q8X8md
Tengo suerte. Suelen responderme a mis discutibles opiniones personas respetables con mayor prestigio y preparación. No puedo citarlas a todas, pero se me ocurren ahora, el mismo Adell, Piscitelli, Aníbal de la Torre, Rosa María Torres, Esperanza Román, Dolors Reig, Araceli Pérez… y muchos y muchas más.
Aunque es fácil que termine por desesperarles y acaben diciéndome, como Jordi: “Vale. Tu cerebro es diferente al del resto del mundo.” 
Puede ser. Lo cierto es que, tras toda una conversación sobre creer, sobre ideas y creencias terminé yo también ironizando con un “¡Cuánto daño ha hecho la educación religiosa, Dios mío!!”
Creer. Creencias.
Me aportaba Jordi la definición de la RAE, que copio aquí:
Creencia. (De creer). 1. f. Firme asentimiento y conformidad con algo. 2. f. Completo crédito que se presta a un hecho o noticia como seguros o ciertos. 3. f. Religión, doctrina. 4. f. ant. Mensaje o embajada. 5. f. ant. salva (‖ prueba que se hacía de la comida y bebida).
Firme asentimiento y conformidad… completo crédito… religión, doctrina…
No consigo ver todo eso, las creencias, asociado a la educación, aunque según parece, es un tema en el que se ha trabajado mucho. Tampoco “creo” que lo que yo “opino” sobre la educación artística u otros conceptos sean “creencias”.
Pero también es posible que mi lenguaje esté configurado según la educación religiosa que recibí en mi infancia, y la palabra “creer” la vea y entienda yo en ese contexto.
Son tiempos de milenarismo, de crisis. 
Ayer vi la intervención de Bill Drayton en Educared sobre “empatía”y qué quieren que les diga, me pareció escuchar a un misionero laico exponiendo su misión: pequeños cambios, creencias, fe, caridad, conformidad, defensa de lo existente, de la historia… Cosas mías.
Lo cierto es que vivo en un estado de incredulidad: en la política, en la economía, en los medios, en la religión, también en la educación. Y parece que no debe ser bueno ni moderno ni aconsejable en estos tiempos. 
Mejor en estos tiempos alojarse en los brazos amorosos de una creencia que me tranquilice y me deje creer en lo que escucho, que me de “esperanzas” en el “cambio”, una “sharía, una fe, seguir a alguien en quien creer y luego dedicarme a “convertir”, “convencer”, “evangelizar”, “vender” educación…


Pues NO: frente a creer, CREAR.

Abandono la idea de escribir otra serie sobre “criticando a los que creen”. Otros han escrito mejor que yo sobre el tema, y en todo caso yo respeto toda creencia, educativa o no, lo que no significa que no aprecie el daño que han hecho y harán las creencias, el firme asentimiento y conformidad, el completo crédito, la religión y la doctrina, religiosa o pedagógica, las sectas, los grupitos, los/as “expertos”, las leyes”crediticias”o de fe, las consignas y contra-consignas, a la educación y que no esté dispuesto a manifestarlo a quien me quiera escuchar, y a llevar las creencias a donde deben estar, a las casas, a las iglesias y a otras instituciones que las asuman, pero no a la educación.
Frente a creer, crear.
Y crear implica para mí actuar, no teorizar. Experimentar, no copiar. Analizar, no asentir. Crear ideas nuevas, discutir antiguas y aplicar las mejores, no repetir mantras ni adaptar decálogos.
Y crear implica espíritu crítico, inconformismo, análisis, disciplina, pero también visión, escucha, colaboración, acción.
Crisis. Crítico. 
De esta crisis se saldrá con imaginación. Curiosamente, con la misma que se está expulsando de los currículos, de las escuelas, de los medios, de la economía y claro, de la política, y no con la fe.
Creer trae gurus, líderes, asentimiento, decálogos, discusiones, enfrentamientos, batallas, blanco o negro.
Crear trae genios, equipos, disensión, imágenes, debates, colaboración, encuentros, y colores, muchos colores.
Y no me resisto, aun cuando mi cerebro sea bastante diferente, a traer aquí otras palabras ajenas, que no hay que creer, sólo leer, pensar… y crear:
“La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.
“Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.”
“En tiempos de crisis la imaginación es más efectiva que el intelecto”.
“La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche.”
“No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo.”
Albert Einstein


(Post inspirado por Jordi Adell, agradeciéndole su paciencia, aunque discrepe 😉

Anuncios
Published in: on 26 octubre 2011 at 5:34 am  Comments (5)  

Maestros

Perdonen que use intencionadamente un título poco correcto o exclusivo. 
Bien sé que la mayoría de los docentes hoy en las escuelas son maestras.
Pero eso no era así en 1931. Eran mayoría entonces los maestros varones.
Empecé a reflexionar sobre esto planteándome el indignante y amenazante uso que aún hace actualmente, a veces, la administración de los inspectores e inspectoras educativos, docentes también a su vez.
¿Cómo es posible que algunos de ellos, docentes también, amparándose en legislaciones y decretos, presionen y amedrenten hoy a maestros y maestras, y al resto del profesorado, sin obtener una mejora palpable de la labor educativa?
Así que miré hacia atrás, muy atrás … … …
Y recordé la escena que encabeza este post, de la hermosa, y triste, película “La lengua de las Mariposas”. El maestro, sale, entre insultos y lágrimas ocultas, escoltado como un criminal condenado… el niño le grita: “¡…ornitorrinco, espiritrompa!!!”, palabras que aprendió… gracias a aquel maestro.
1931. Proclamación de la República Española. 
Tasa de analfabetismo: un 44%, muy desigual, mayor en el medio rural y en las mujeres. A finales de 1930 existían 745 escuelas nacionales y en 1933 se habían creado 1067 más. En 4 años, entre abril de 1931 y abril de 1935, el número de maestros nacionales pasó de 37.500 a 50.500. Se les aumentó el sueldo. Se organizaron las misiones pedagógicas, que recorrían los pueblos llevando teatro, música, cine, cursos para maestros… se cierran y prohiben los colegios religiosos…
1936. Guerra civil.
1937. Ejecutados unos 250 maestros. 54 institutos cerrados. Un 25% de maestros sufrió represión y un 10% fueron inhabilitados. Durante la guerra se estima que fueron fusilados 500 maestros…deportados, exiliados y apartados del magisterio cerca de 25.000. El magisterio sufre una gran depuración. El maestro pierde respeto y consideración públicas, se queman libros, la educación es considerada “peligrosa” o sólo para unos pocos.

Posguerra. Se prohibe la coeducación en las escuelas. Se cierran institutos. Se prohibe trabajar a mujeres casadas (luego, hasta 1976, se permite con autorización marital). El parricidio por honor, suprimido en 1931, vuelve a estar vigente entre 1944 y 1963. El adulterio entra en el Código Penal en 1942. Pero es necesaria una formación básica y no hay maestros. A la mujer se le permite ser maestra, pero supervisadas por las consignas de la Sección Femenina, y supeditadas al varón. Las maestras empiezan a ser mayoría en la escuela pública. La inspección toma fuerza para “regular” la “educación”.

40 años después llega la democracia. Con esa misma estructura educativa, con ese mismo modelo educativo de poder y de inspección. Se crean nuevas leyes educativas y nuevos centros, pero no hay un cambio radical. La formación, el acceso y la selección del profesorado cambian poco. Las administraciones funcionan con el mismo esquema de inspección y dirección.

35 años después, estamos aquí. Mi opinión es que aún hemos cambiado muy poco. Falta mucho. Basta mirar alrededor. Un ordenador, o miles, no cambian una manera de dirigir o de inspecionar, una forma de enseñar a la antigua, una falta de respeto hacia los y las maestras. Y hacia el alumnado.

Y peor aún, lo que se ve indica un retroceso a otros tiempos y a otros estilos de escuela.

Pero este no pretende ser un ensayo riguroso. Puede que me equivoque. No soy historiador, solo dibujante y profesor. Y como suele ser en mí, lo que escribo no es ni es ortodoxo ni preciso, es mi reflexión personal. Y mi recuerdo a miles de maestros, y maestras, que las hubo, y que fueron tratados como criminales por otros que yo opino que sí lo fueron.

Si se atreven, bastará con que miren otra vez el rostro de ese gran actor, Fernando Fernán Gómez en la escena que encabeza este post.

Maestro… Maestra

Ornitorrincos… espiritrompas.

Gracias por leerlo.

Dejo aquí duplicado, por si lo retirasen de alguna de las dos webs, un vídeo de TVE de 41 minutos “La República de los maestros”, y añado también los enlaces que he encontrado, no sólo sobre maestros y la República, sino también sobre mujer y el franquismo.

http://tu.tv/tutvweb.swf?kpt=aHR0cDovL3R1LnR2L3ZpZGVvc2NvZGkvbC9hL2xhLXJlcHVibGljYS1kZS1sb3MtbWFlc3Ryb3MuZmx2&xtp=112590

La República de los Maestros– Watch more Videos at Vodpod.

http://tu.tv/tutvweb.swf?kpt=aHR0cDovL3d3dy50dS50di92aWRlb3Njb2RpL2wvYS9sYS1yZXB1YmxpY2EtZGUtbG9zLW1hZXN0cm9zLmZsdg==&xtp=112590
Videos tu.tv

La lengua de las mariposas – los maestros de la II República
La Escuela en la II República – El tiempo de la gran ilusión.
Misiones Pedagógicas.
La reforma educativa en el primer bienio de la segunda república española

La República y los maestros
Depuración del Magisterio español tras la Guerra Civil Española 
Maestros represaliados durante el franquismo.
Los profesores represaliados durante el franquismo
Los maestros de la República. Memoria y olvido en tiempos de libertad.

La mujer durante el franquismo
La educación de la mujer bajo el franquismo
La mujer bajo el franquismo

Published in: on 24 octubre 2011 at 12:05 am  Comments (2)  

¿Has reflexionado alguna vez sobre tu papel como docente…?

“¿Has reflexionado alguna vez sobre tu papel como docente en la sociedad? ¿Te has preguntado para qué educas, por qué educas, cómo educas?”
Esta es la pregunta que plantean en el grupo “Visiones Disruptivas de la Educación” de la red del VI Encuentro Internacional Educared 2011
Y esta, mi respuesta: 
He visto el vídeo de María Acaso, he pasado por su web, pero parece que el sitio más adecuado para comentar es este grupo, y como no quiero abrir nueva discusión, y creo que esta discusión se presta a ello, pondré aquí mis manifiestos docentes.

¿Reflexionar? todos los días.
Pero mis reflexiones y manifiestos los suelo volcar en mi blog,  “Discentia”, donde escribo desde 2006 sobre discentes y aprendizaje. De más reciente a más antiguo aquí pongo algunos post:
(No es obligatorio leerlos, podrían tener contraindicaciones, en caso de duda consulte a su pedagogo/a de cabecera…)

– Del Dibujo, la Plástica y de su aprendizaje – 20 de septiembre de 2011
– Manipulación Educativa – 25 de julio de 2011
– Mis propuestas educativas – 4 de junio de 2011
– Criticando a los que hacen (y 3) – 3 de junio de 2011
– Criticando a los que hacen (2) – 3 de junio de 2011
– Criticando a los que hacen (1)  – 2 de junio de 2011
– La burbuja educativa ha estallado – 1 de junio de 2011
– Utopías, inopias y escuelas pías (Educación) – 18 de mayo de 2011
– Movimientos, cenáculos, catacumbas y metáforas educativas – 2 de mayo de 2011
– El sistema educativo es anacrónico – 15 de marzo de 2011
– Liderando el cambio: ¿Por qué fallan los esfuerzos de cambio en Educación? – 25 de octubre de 2010
– eVENTOS (acerca de GEF 2010… y otros) – 21 de octubre de 2010
– #educachat – Revolución vs. evolución educativa – 8 de junio de 2010
– CIENCIA, Discencia, docencia, decencia, conciencia. – 7 de octubre de 2009
– Internet Manifesto in Education – 19 de septiembre de 2009
– El Manifiesto de Internet (en Educación). – 15 de septiembre de 2009
– Los tres timos (o mitos) de las TIC: Redes (y 3) – 19 de mayo de 2009
– Los tres timos (o mitos) de las TIC: Formación (2) – 19 de mayo de 2009
– Los tres timos (o mitos) de las TIC: Herramientas (1)– 19 de mayo de 2009

¿Que si he reflexionado? pues sí…
¿O querían saber de ejercicios, evaluaciones, recursos…?
En tal caso, me he equivocado.
Otra vez.

Por cierto, los comentarios en el debate inicial de este grupo “disruptivo” han pasado a ser invisibles. ¿Por qué será?
Published in: on 20 octubre 2011 at 10:01 am  Comments (2)  

Déjà vu

Déjà vu, déjà vécu, déjà visité, déjà senti…
Ya visto, ya vivido, ya visitado, ya sentido…
Podrían haber ilustrado este post muchos de los grabados de M.C. Escher, pero éste, llamado también “autorretrato en esfera reflectante” , litografía de 1935, tenía entonces 37 años, creo que ilustra mejor lo que hoy siento.
M.C. Escher – Mano con esfera reflectante
Por cierto, hasta el 8 de enero de 2012, espero poder verla, el Parque de las Ciencias de Granada realiza una interesante muestra sobre Escher: “MC Escher, universos infinitos”. Ya mi amigo Manuel Pérez Báñez la ha visitado y nos lo cuenta en su  blog: “Crónica de asombros: los mundos de Escher”.

Pero, aún cuando me interese, y mucho, no es de Escher de quien quiero hablar en este post, sino de mí y las visiones y sensaciones repetidas que se producen en mí, cíclicamente, en relación a la educación.
Me sirve para apreciarlo el simple repaso a lo escrito en este blog por estas fechas hace un año (Esto es para los locos… (y locas),   eVENTOS (acerca de GEF 2010… y otros),   Liderando el cambio: ¿Por qué fallan los esfuerzos de cambio en Educación? ), o hace dos años ( CIENCIA, Discencia, docencia, decencia, conciencia,    Redes Sociales, Social Media, Web 2.0… )
Alguna vez he comparado la educación con la agricultura, y como ella, la educación tiene periodos anuales de plantación, de riego, de cosecha y de barbecho. Y luego, cada clase, cada materia, repite cada año, con pocas variaciones, los mismos conceptos, los mismos ejercicios, la misma evaluación.
Mucho se habla ahora de la educación pública, y de mareas, y como ellas, el ciclo se repite desde hace años, ajustes, recortes, protestas, más ajustes, más recortes, más protestas.
Y siempre, repetidos, los congresos, eventos, conferencias donde se repite como un mantra palabras como “cambio educativo”, “TIC”, “innovación”, “PLE”, “competencias”…
¿Y por qué me suena todo esto a “Déjà vu”?
Mañana, o pasado, nos hablarán de cambios, de tecnologías, de proyectos, de emprendedores, de innovación, de cambiar “poco a poco”, de entusiasmo, ánimo,…
Hablarán.
Pero luego, vueltos a las viejas aulas, a los viejos currículos, a la vieja jerarquía docente, algunos nos daremos cuenta, o quizás no, de lo que decía Albert Einstein:
“No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo.”

Epílogo1: Crisis – Albert Einstein


Albert Einstein además, dijo otras frases, que vuelvo a copiar aquí:
“La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. ” 

La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche. Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. ” “Quien supera la crisis se supera a sí mismo in quedar “superado”. “Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.”

“La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.”

“El problema de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. ” “Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.”
“Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.

“Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. 

En vez de esto, trabajemos duro.” “Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora: la tragedia de no querer luchar por superarla. “

Epílogo2: ¿Por qué la escuela no educa? – John Taylor Gatto


Resulta interesante leer un texto varias veces leído, como otros tantos, de John Taylor Gatto, su discurso de aceptación de 1990 (¡hace 21 años!) como Maestro del año en Nueva York del que hace unas noches anoté algunas frases:
“Niños y ancianos son encerrados y aislados de fuera de lo que sucede en el mundo hasta un grado sin precedentes – nadie habla con ellos ya – y sin niños y ancianos mezclándose en la vida diaria una comunidad no tiene futuro ni pasado, solo un presente continuo.”

“Utilizar las escuelas como mecanismo de selección no hace sino crear un sistema de castas, lleno por abajo de intocables…” “las escuelas y la escolarización son crecientemente irrelevantes para las grandes empresas del planeta.…” “…La verdad es que las escuelas no enseñan nada salvo como obedecer órdenes.”

“miles de personas,…trabajan en las escuelas como profesores,…pero la lógica abstracta de la institución sobrepasa sus contribuciones…” “No es culpa de malos profesores o poco dinero gastado,es q es imposible q educación y escolarización puedan llegar a ser lo mismo.”

“Es absurdo y anti-vital ser parte de un sistema q te obliga a sentarte en lugares recluidos para gente de misma edad y clase social.” “Es absurdo y anti-vital moverte de aula en aula al sonido de sirena durante tu infancia en institución que no permite privacidad.” 

“Quiero contaros el efecto que produce en los chicos el quitarles todo su tiempo – tiempo que necesitan para desarrollarse – …”

“1. Los niños a los que enseño son indiferentes al mundo adulto. … nadie quiere crecer ahora,¿y quien les puede culpar de ello?”
“2. Los niños a los que enseño ya apenas sienten curiosidad y la poca que muestran es transitoria, no pueden concentrarse…”
“3. Los niños a los que enseño tienen un pobre sentido del futuro, …Como dije antes, viven en un presente continuo, “
“4. Los niños a los que enseño son ahistóricos, no tienen conciencia de cómo el pasado ha dado forma a su propio presente,…”
“5. Los niños a los que enseño son crueles entre sí, muestran falta de compasión ante los infortunios, se ríen de debilidades, …”
“6. Los niños a los que enseño se encuentran intranquilos ante la intimidad y la franqueza. No soportan una verdadera intimidad…”
“7. Los niños a los que enseño son materialistas, siguiendo estela de maestros que materialistamente “gradúan” todo -y…”
“8. Los niños a los que enseño son dependientes,pasivos,y tímidos ante nuevos desafíos.…a menudo ocultado mediante bravuconería,…”
“Es simple aritmética, entre escuela y televisión todo el tiempo que los chicos tienen libre es absorbido por ambas.”
“¿Qué hacer? 
“Necesitamos feroz debate nacional que no decaiga,día tras día,año tras año. Necesitamos… discutir sobre … escuela…” “Necesitamos gritar y discutir sobre este modelo de escuela hasta que se arregle o se retire de la circulación para su reparación,…”

“imponer objetivos de arriba a abajo desde los altivos puestos de mando centrales conformados por “expertos”, una élite central de ingenieros sociales. No ha funcionado. No va a funcionar.” “No funciona porque sus premisas fundamentales son mecanicistas, anti-humanas, y hostiles a la vida familiar.”

“Estamos hablando todo el rato de que nuestros jóvenes necesitan desarrollar auto-conocimiento.Ya basta de tanta charlatanería.” “Necesitamos crear un curriculum donde cada niño tenga la oportunidad de desarrollar su individualidad y su auto-confianza.” “Tenemos que devolver a los niños tiempo libre desde ya mismo porque esa es la clave para el auto-aprendizaje,…” “y debemos re-introducirles en el mundo real tan rápido como sea posible para q el tiempo libre se gaste en algo más q abstracciones.”

“¿Qué más necesita un sistema escolar re-estructurado?”

“Necesita que deje de ser un parásito del trabajo de la comunidad en la que se inserta. De todas las páginas escritas en la contabilidad de la historia, solo existe una entrada donde se recluya a nuestros jóvenes y no les pidamos nada de ellos al servicio del bien común. Llego incluso a creer que necesitamos hacer de los servicios a la comunidad una parte importante de la enseñanza escolar.”
“Estudio independiente, servicios a la comunidad, aventuras y experiencia, largos periodos de privacidad y soledad, un millar de diferentes formas de aprendizaje, una por día o más tiempo – estas son medidas potentes, baratas, y efectivas de empezar una reforma real de la escolarización.”

“Pero ninguna reforma a gran escala va a funcionar de forma que permita recuperar a nuestros jóvenes ya dañados ni a nuestra sociedad enferma hasta que impongamos abiertamente la idea de que la escuela debe incluir a la familia como motor principal de la educación.” “Los expertos en educación nunca han tenido razón, sus “soluciones” son costosas, auto-complacientes, y siempre requieren mayor centralización. Ya hemos visto los resultados.”
“Es hora de volver a la democracia, al individualismo a la individualidad y a la familia. Ya dije lo que quería decir. Gracias.” (John Taylor Gatto, 1990 )