8 de marzo ¿para qué?

8 de marzo ¿para qué? 
Le copio el título a Yolanda de su post en Educarueca, y traigo aquí como un post, el comentario que he dejado allí:


“¿Para qué?” Para caídas, para parálisis, para paradas militares, para paranoias…
Nunca me gustaron los “para qués”… ¿Para qué sirve esto, profe? ¿para qué hay que hacer esto? para qué…
¿Para qué escribo esto? 
Para expresarme, para decir, para equivocarme.
Hace tiempo que debían haber días impares para hombres y pares para mujeres. O viceversa. Y todos para los niños y niñas. Por paridad. 
Hoy hay un día de la mujer trabajadora, otro de la maltratada, no sé si alguno más. Muy pocos. Dan ganas de olvidarse.
Y de eso se trata, de no olvidarse, porque estos días volvimos al lenguaje del “los”. Genérico y neutro lo llaman. Y una m… bueno… eso. 
En la escuela nos hablan de “los” hombres prehistóricos, de “los” egipcios, de “los” romanos… ¿ven alguna mujer ahí? a mí me cuesta verlas. 
En los comics que leí de niño (Astérix, Tintín, Mortadelo) ¿había mujeres? me cuesta verlas.
Mujeres invisibles, tapadas, ocultas, que no aparecen en la sección de deportes ni de política… salvo que se ajusten a unos modelos.
     Tengo una hija y un hijo. Me gusta verlos a ambos. 
     No quisiera ver desaparecer a mi hija. 
     En ningún sentido. 
   
     Para eso escribo hoy.
Published in: on 8 marzo 2012 at 11:49 am  Dejar un comentario