Cuestión… de Salud

Hoy me quedo en casa. Es día laborable, pero me quedo en casa.
Ayer fue el día Mundial del Cáncer. Dicen que hay un millón y medio de españoles/as que padece esa enfermedad.
Ayer también fui a ver a mi médico, tras sábado y domingo de fiebre y dolor de huesos. Gripe. Me dio la baja. Me dijo que tomase mucha agua, y analgésicos, y que descansase. Y yo le hago caso.

Hoy me quedo en casa.
Otras veces me he quedado por hacer huelga, por una mejor educación, por nuestros derechos laborales, como protesta por tantas cosas… pero hoy es por Salud. Hoy es un día para pensar en la Salud, con mayúsculas.
Cierto es que podría, atiborrado de medicamentos, tosiendo y moqueando, haberme acercado a mi centro, subir y bajar las escaleras hasta la tercera planta, donde está mi aula, y luego bajar a la primera, y volver a subir, intentar dar una clase si me escuchasen y mirar a mis alumnos desde mis ojos enrojecidos por la gripe. Ya lo hice en diciembre. Entonces eran las sacrosantas evaluaciones… las notas, el fin de trimestre… había que estar, y aunque no tuviese casi voz… había que estar.
Per hoy no, hoy me quedo en casa. 
Por Salud. Por mí Salud, pero también por la de quienes no pueden – o no quieren – hacer lo que yo. Puede que si entienden que mi Salud me importa, no jueguen con ella tan alegremente. Puede que así entiendan que para trabajar y más con niños y adolescentes es preciso estar muy sano, puede que si mi cuerpo me avisa y yo le escucho, no me deje yo arrebatar la Salud por un dinero que no podré aprovechar cuando ya no la tenga.
El domingo, en una de esas curvas que deja la fiebre, vi el programa “Cuestión de Educación”, allí nos llevaban de Cataluña a Finlandia. Y aunque no haya visto por aquí en 23 años aulas como las que se veían de la escuela “Antaviana”, y aún menos como las finlandesas, sería la fiebre o mi maldita observación, pero mientras lo veía no pensaba yo tanto en la Educación como en Salud, alumnos/as que pasan hambre, alumnos/as que no hacen ejercicio, con dificultades…
Así que hoy, que me quedo en casa, me he hecho un cuadro visual, y he puesto en él lo que ví en ese reportaje sobre Finlandia, que puede que no sea igual en todo ese país, comparado con lo que yo he visto en los centros públicos, que puede no ser igual en todo nuestro país. Así  que dejo libertad para que cada quien puede superponer a cada imagen lo que cada uno vea en sus centros o en los de sus hijos, y comparar.
Faltan detalles: cuánto ejercicio hacen nuestros alumnos/as, cuanta agua beben, cuánto se limpian, cuánto van al baño o a los servicios, qué es lo que comen en verdad. Y hay que saber que esas mismas carencias las padece el profesorado: horarios forzados, poco tiempo de descanso, beber poca agua, comer deprisa y mal, clases seguidas, centros incómodos, la edad…

Los hábitos de salud, de higiene y limpieza en los centros educativos, esa “excelencia”, me parece a mí hoy, debe ser la gripe, suelen quedar aquí muy lejos de nuestros objetivos “educativos”.

Y como soy un antiguo y porque quizás escribo esto por tener 53 y no 35 años, acabo este post insalubre con una antigua canción, Ahora que tanto se oye eso de que algo es verdad o mentira “salvo algunas cosas”, hace muchos años sólo había tres cosas en la vida y entre ellas, así nos va, no estaba la educación.

Y no parecemos haber mejorado, pues para muchos hoy sólo hay una cosa, el dinero, o “la platita”, que dice esta canción. Aunque eso, al menos para mí hoy, no es así:


Tres cosas hay en la vida:
salud, dinero y amor.
El que tenga esas tres cosas
que le de gracias a Dios.
Pues, con ellas uno vive
libre de preocupación,
por eso quiero que aprendan
el refrán de esta canción.

El que tenga un amor,
que lo cuide, que lo cuide.
La salud y la platita,
que no la tire, que no la tire.
Hay que guardar, eso conviene
que aquel que guarda, siempre tiene.

El que tenga un amor,
que lo cuide, que lo cuide.
La salud y la platita,
que no la tire, que no la tire.

Un gran amor he tenido
y tanto en él me confié.
Nunca pensé que un descuido
pudo hacérmelo perder.

Con la salud y el dinero
lo mismo me sucedió,
por eso pido que canten
el refrán de esta canción.

Anuncios
Published in: on 5 febrero 2013 at 1:59 pm  Comments (3)