Aviso de cierre

Ya lo ven. Son tiempos de cierres. Puede que sea el cansancio de este duro curso. Otras veces me ha ocurrido, pero fueron cierres temporales, veraniegos.
Ahora lo que me planteo es el cierre definitivo de este blog, que empecé casi cuando lo hizo mi vida digital en Internet, como un aprendizaje y una reflexión, y con él, también, el de mi cuenta en Twitter @pvil, con más de 5.000 seguidores y seguidos.
Empecé por dar pequeños pasos y practicar, y qué mejor que hacerlo en mi blog, y luego también en Twitter: escribir, insertar fotos y vídeos, enlazar, comentar, compartir, avisar, incluso hasta pontificar…
368 entradas, 7 años, pero ya ven, este año, apenas he pasado por aquí 8 veces. Y en Twitter he escrito más de 50.000 tuits sobre temas educativos, personales, artísticos, políticos… y últimamente son más los retuits que tuits propios.
Analizo los factores que me llevan a este aviso de cierre, y no destaco ninguno en especial: mi abrupto paso por un instituto “real”, mi consecuente distanciamiento del mundo TIC y TAC, que ni los iPads, ni la RA ni los QR me emocionen,… mi regreso al mundo de papel, los pinceles y lápices, el poco tiempo, o ganas, quién sabe, para leer RSSs o blogs, que por otro lado no sólo yo, ya casi nadie lee ni comenta, el que los debates educativos, si aún los hay, vayan ahora por pasillos y otros derroteros más… económicos y políticos, la politización, mercantilización y tecnofilia de Twitter… la saturación en suma de muy distintos motivos es la que me lleva hoy a querer alejarme de ambos rincones.

Pero también es cierto que aún me quedan cosas que decir, errores que cometer, opiniones, artículos que quisiera escribir antes de cerrar Discentia, o tuits que escribir en Twitter. 
Quizás piense si no son demasiado radicales, imperfectos o personales como para traerlos aquí. si no tengo miedo de que me den más disgustos y molestias que satisfacciones.
No sé si me bastará algo de descanso para retomarlos, quedarán para siempre en el tintero virtual o irán a alguno de los otros blogs que aún mantengo.
O puede que este avisó de cierre me obligue a cambiar el tono de este blog y a dejarme llevar por mis peregrinas ideas al respecto, y exponerlos tal y como se me ocurren, al fin y al cabo este sigue siendo un blog de aprendizaje.
Quizás sea esa una manera de dar un cierre distinto a estos rincones, y es que, a veces, los avisos de cierre estimulan a cambiar.
Los cambios son buenos.
Y descansar, y aligerar cargas.
Seguiré pensando, seguiré aprendiendo, escribiendo, dibujando, observando…
Eso no lo puedo evitar.
¿Dónde lo compartiré?

Bueno, quizás eso no sea lo más importante.
Anuncios
Published in: on 22 junio 2013 at 1:37 am  Comments (8)  

The URI to TrackBack this entry is: https://discentia.wordpress.com/2013/06/22/aviso-de-cierre/trackback/

RSS feed for comments on this post.

8 comentarios

  1. “Quizás sea esa una manera de dar un cierre distinto a estos rincones, y es que, a veces, los avisos de cierre estimulan a cambiar.”
    Esto me ha recordado a una joyería de mi ciudad que hace unos años avisó de “rebajas por cierre” y yo creo que fue tanto el éxito que hoy se ha renovado totalmente y funciona pleno rendimiento.
    Después de esta pequeña broma, creo que lo que más me ha llegado de tu artículo ha sido lo de la vuelta al papel, pinceles y lápices.
    Este mundillo de las TIC tiene algo que engancha y emociona e incluso “embruja” pero también tiene mucho de falso, de embaucador, de robatiempos y de creador de falsos éxitos.
    El mundo “del papel” es más sereno y más de verdad y la vuelta al mundo alejado de las máquinas, un tiempo, yo creo que nos haría bien a todos

  2. Gracias, Carmenca
    Me llega mucho lo que me escribes.
    El aviso es un aviso para cambiar.
    Y sí, volver a lo más humilde, a los lápices, plumas y colores me devuelve a un tiempo más calmado y humano.
    Como ya digo, seguiré… y espero que nos sigamos viendo y leyendo sea donde sea. Saludos.

  3. Sabes que me duele que cierres este espacio , pero también entiendo tus motivos.

    Sí, yo también pienso que alejarse un poco o un todo , al menos durante cierto tiempo de est mundo virtual, es necesario y casi una cuestión de salud.

    Descubrí Discentia hace años , pero no lo seguí hata que te descubrí a ti en tuiter . Esos tuits de @pivil , me hicieron sonreir, pensar …, admirar a ese profe valiente que expone sus ideas tal como las siente ,también descubrí al artista , la magia de una s manos que crean y transmiten tantas cosas hermosas.

    Gracias Pedro por esa sensibilidad que no todos saben transmitir, gracias por tu franqueza, por tus emociones que compartes y hacen que traspases la red y que vea solo a la persona que eres.

    Un fuerte abrazo desde Galicia y no te olvides de dibujar el cielo.

  4. Pedro, no sabes cómo entiendo lo que dices y lo que puedo leer entre líneas. Ese “real” de tu entrada me ha sacudido. Es así, el sueño de las TIC solo se cumple en determinados contextos. Todo se ha paralizado, todo ha sido una burbuja educativa en la que algunos hemos invertido mucho esfuerzo, muchas horas y en la que hemos ganada y perdido a la vez.

    Celebro que Camenca sea tan sincera con la valoración del mundillo de las TIC, ese Jano en el que hay autenticidad, ¡cómo no!, pero cierta falsedad a la hora de emitir juicios críticos. Además, exige un ritmo muchas veces incompatible con otros deberes, como la familia y los amigos presenciales.

    Deseo que tu vuelta al papel y al pincel te reporte serenidad y placer.

  5. Esto es un blog, las TIC son -en su mayoría- herramientas de trabajo. Cuando hemos hecho de este oficio una extensión de nuestra vida, es fácil llegar a este extremo en el que las herramientas 'han okupado' el hogar de las vivencias. No tengas reparo en cerrar el chiringuito si te sientes desubicado en él, si ha dejado de ser tu hogar y se ha convertido en un taller-trastero. Haz limpieza y vuelve cuando te sientas a gusto. Por aquí andaremos.

  6. Pedro, ¿y si el cierre es una maduración? ¿De dónde nace la obligación de escribir y mantener una frecuencia? Para comentarios al vuelo tenemos twitter, para saludos y fotos Facebook o lo que toque, vale, pero para reflexiones que te expresen y como lugar donde buscarte no hay nada mejor que un blog. Escribe cuando tengas algo acumulado, deja las ideas sedimentar, y suéltalas cuando te lo pida el cuerpo. El silencio es un discurso también.

    Un saludo

  7. Muchas gracias de nuevo, Mª José, Lu, Toni, Juan Rafael por vuestras palabras.

    De sobra sé -gracias a vuestros blogs- las dificultades cotidianas por las que pasáis y por ello agradezco aún más estas palabras de ánimo que yo quisiera también a modo de espejo devolveros con mi agradecimiento.

    Quiero aclarar que es un “aviso”, y como tal el cierre llevará su tiempo: ahora vendrán – hoy mismo quizás empiece- los post de “Liquidación por cierre”: pequeños fragmentos o historias que han quedado por ahí arrinconados y que no me he atrevido o podido publicar, esas baratijas que suelen aparecer en las viejas mercerías, retales de historias, hilos enredados, ideas descoloridas, un viejo artefacto que nunca funcionó…

    Estén atentos, y no se sientan estafados/as, si les gusta alguna de mis liquidaciones, léanlas, compártanlas, posiblemente cerraré, pero tambien es cierto que suelo contradecirme: antes de cerrar Discentia me queda mucho por hacer.

    Saludos.

  8. Las TIC no son más que una herramienta, mejor cuanto más invisible en el proceso de aprender.
    Después de la tempestad llega la calma. Buen reposo!


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: