15M… San Isidro

Antes del año pasado, el 15 de mayo me recordaba a mi padre. Sí, como ven, últimamente recuerdo mucho a mi padre, tanto, que es posible que le dedique un post a él. Pues bien, mi padre era perito agrícola, y el 15 de mayo se celebra el día de San Isidro, su patrono, a lo que hay que añadir que mi padre era madrileño, así que un día como hoy la fiesta era doble, y solía ir acompañada con una comida a la que mis padres asistían con sus mejores trajes, como si fuese un fin de año o una boda, entre la expectación y el asombro de mis hermanos, hermanas y yo.

San Isidro, patrón de la agricultura, de los peritos agrícolas… y de Madrid.

15 de mayo, día de procesiones, toros y verbenas. Que Madrid tenga por patrón a un santo agricultor, conocido por echar la siesta mientras unos ángeles con sus bueyes hacían su trabajo, me da qué pensar.
Los patronos son modelos populares que alguien, la Iglesia, pero también los políticos locales, mantienen ahí por algún motivo. ¿Precisa Madrid de un santo agricultor y orante? ¿Precisa Barcelona de un santo caballero y matador de dragones? otro tanto podríamos decir de patrones y patronas de nuestra geografía. ¿Son sólo tradiciones, o algo más?
Bueno, pues resulta que el pasado 15 de mayo cayó en domingo. Y dejó la Puerta del Sol ocupada. No entraré en la génesis e historia del 15M. Otros y otras lo harán mejor y con más conocimiento.

Aún así, sin ser experto, el año pasado, en menos de un mes, dediqué 11 post de este blog a intentar explicarme el 15M (y al comprobarlo, no me extraña que hay quien no considere este un blog “educativo al uso”, algo que por otro lado nunca pretendí que fuera, y es que ya saben: no soy “cool” ) Estos post fueron, cronológicamente:

22 de mayo de 2011 – Imágenes sobre el cambio, sobre Sol, el 15m y sus lemas
28 de mayo de 2011 – No soy “cool”
29 de mayo de 2011 – ¡Mira a lo alto!
31 de mayo de 2011 – Carteles para una revoluciónn
31 de mayo de 2011 – Comentando…
1 de junio de 2011 – Dos canciones: fe y rutas
2 de junio de 2011 – Acampada Las Palmas
4 de junio de 2011 – Mis propuestas educativas
5 de junio de 2011 – Romance de los Mossos
6 de junio de 2011 – Porque nos importa un pepino
13 de junio de 2011 – 15 M 

Aún así, para mí analizar este “movimiento asambleario de protesta y cambio” me resulta difícil, pero voy a intentar analizar algunos puntos:
– “Movimiento” – no deja de ser curioso para mí llamar “movimientos” o “movilizaciones” a concentraciones cuya función principal parece ser “permanecer” en un lugar el máximo tiempo posible).
“Asambleario” – tras permanecer muchos años en un sindicato de la enseñanza “asambleario”, asistir a una sola asamblea en la acampada Las Palmas y haber leído y visto vídeos de otras, y aceptando que algunos testimonios pueden ser emocionantes y hasta muy atinados, su fuerza suele diluirse en el escaso tiempo disponible, en el aquí y ahora, en los problemas diarios o personales.
“Protesta” – la visión de los lemas, de las plazas llenas, de los gestos pacíficos, de la firmeza en mantenerse y ayudarse, no cabe duda que me impresionan y emocionan al verlos, o leerlos, pero ¿basta protestar o hablar para cambiar las cosas?
“Cambio” – la pureza en apartarse de partidos y tendencias, en reunirse en los barrios, en resolver desahucios o directamente el hambre o problemas de otros, no deja de ser admirable humanamente, pero, ¿ha cambiado algo? me pregunto yo. No lo parece. ¿Se puede forzar un cambio por este sistema? ¿Se puede dejar el cambio a la suerte?

Sin querer avanzar más, recuerdo aquí el mundo educativo y aquellos que me dicen que con pequeños cambios locales se puede cambiar la educación, y yo les recuerdo aquelo de que para educar hace falta toda la tribu, y que un simple decreto, un 1% menos en algo, hace -y deshace- pregunten a Wert, mil veces más que una explicación en clase o un proyecto “innovador”.
Leo a Galdós estos días y su “Fontana de Oro” (¿recuerdan?) y sus conspiraciones, asambleas, asonadas, periodismo y hasta el pueblo de Madrid de entonces me recuerdan mucho al de hoy en día. Si antes se avisaba boca a boca hoy son los móviles, y si antes eran proclamas de café ahora lo son post de blogs, y donde había capitanes generales, hoy hay delegadas del gobierno, pero poco ha cambiado, me parece.
Hace más o menos 200 años en Europa dos reyes firmaron declaraciones de derechos de sus ciudadanos.
En Francia, a su rey, que no creía ni en su firma, le guillotinaron y proclamaron una república de ciudadanos.
En España, años después, lo cuenta Galdós, su rey, que tampoco creía en los derechos de sus ciudadanos, pidió ayuda a Europa para recortar esos derechos, que algunos, dicen que no pocos, saludaron aquí con un “¡Vivan las cadenas!”. Y es que en este país, ya saben, nos importa todo un pepino.

Para ello basta mirar nuestros últimos candidatos a presidente y leer sus currículums:

Ambos, más de 30 años en “política”, diputados,
Ministros de Educación, Presidencia, e Interior,
Vicepresidentes primeros de gobierno
En fin, mientras escribo esto y no hago nada, un post más en el muro global de hoy,  siento pensar así, pero es que creo que mientras no se pase a la acción, a la verdadera acción global, conjunta, esa otras palabras y pequeñas acciones sólo sirven para crear santos, como San Isidro…
Lo que me recuerda que debo echarme una siesta, a ver si algún ángel me terminase este post… o si al menos, como Sorolla, me pintase unos bueyes…

Published in: on 15 mayo 2012 at 12:35 pm  Comments (2)  

15 M

2 números, una letra. Simplicidad máxima.

Así he titulado un vídeo sobre las acampadas y las jornadas y movilizaciones sucedidas desde el 15 de mayo pasado.
Aunque la idea me rondaba en la cabeza, la proposición partió de Memori@, que, por email me pidió que colaborase con ella en algo para el fin de las acampadas, que ayer domingo se levantaban.
Colaborar. Bonita palabra. Me hizo pensar sobre qué entiende la gente por colaborar, y qué entiendo yo también. Memori@ me envió fotos de las acampadas y una canción del cantante y compositor Sixto Armas, “Dicen que está loco”, que le autorizó a reproducir.
Colaborar. Creo que yo no sé colaborar. Y menos a distancia. Algo se pareció a mi idea cuando comenzamos con las traducciones de TED en grupo y cada uno/a añadía o comentaba. Luego, TED dividió el trabajo en traductores/as y correctores/as y, en mi opinión, se acabó la colaboración.
Pues no. No sé colaborar. Sé aceptar trabajos, no decir que no, echar horas en cosas que no sé dónde llegarán… Pero creo que eso no es colaborar. Poner mi pincel o mi ratón para ilustrar algo, sin cambiar, mejorar, aligerar mi modo de trabajo, no es colaborar. 
Y menos aún cumpliendo plazos. Memori@ el miércoles quería algo hecho para el viernes. No pudo ser.
Así que mi trabajo “colaborativo” consistió en eso: coger las imágenes que me enviaron, “acuarelizarlas”, hacer lo mismo con algunos de los estupendos retratos de Huella Sol, ponerle la música de fondo de Sixto, ajustar los tiempos, zooms y transiciones. Revisarlo y subirlo a Youtube y a Vimeo. Días pensando, horas haciendo, tiempo inmedible, otra más de mis “inutilidades”:

Por cierto, los vídeos son iguales. Sólo que los subí a dos plataformas diferentes:

http://www.youtube-nocookie.com/v/8dTvPU97raU?version=3&hl=es_ES&rel=0

Published in: on 13 junio 2011 at 10:33 am  Dejar un comentario  

Porque nos importa un pepino

Que nuestra economía dependa del buen estado de unos pepinos es algo muy serio.
Que baste un precipitado y erróneo análisis en Alemania para que toneladas de verduras vayan a la basura es algo muy triste, e indignante.
Es la diferencia entre países que venden pepinos y países que venden coches de lujo, o trenes de alta velocidad. ¿Cuántos pepinos, o tomates, hay que vender para pagar esos productos que alegremente adquirimos?
Porque no sólo son las verduras.
¿Qué haremos cuando retiren la bandera de una playa por un precipitado análisis, o destinen el turismo alemán o inglés a otras playas y países, porque sí, porque les interese entonces?
Pero trenes, coches de políticos, maquinaria, móviles, y sueldos de eurodiputados/as los pagaremos todos/as.
Porque sí.
Porque nos importa un pepino.
Y mientras tanto, yo dibujo “gurkes”, pepinos en alemán. 
Por lo mismo.

Nota: si quieren comentar, la manera más cómoda es hacerla como usuario anónimo, poniendo su nombre o no en el comentario. Blogger tiene la mala costumbre de pedirles contraseña de Google y si no, pedirles abrir una cuenta.

Published in: on 6 junio 2011 at 10:03 pm  Dejar un comentario  

Romance de los Mossos

27 de mayo de 2011

(No sé si será un homenaje, quizás no lo sea. Este romance está basado, casi todas las palabras son de él, todo el ritmo y la idea, en el “Romance de Guardia Civil española” de Federico García Lorca, publicado en 1928, hace… 83 años).

Sus cascos bien negros son. 
Y sus furgonetas negras. 
En sus chalecos relucen 
manchas de sangre y de cera. 
      *
Tienen, por eso no lloran, 
de plomo las calaveras. 
Con el alma de charol 
vienen por la calle entera. 
      *
Jorobados y nocturnos, 
por donde animan ordenan 
silencios de goma oscura 
y miedos de fina arena. 
      *
Pasan, si quieren pasar, 
y ocultan en la cabeza 
una vaga astronomía 
de pistolas inconcretas.
      *
¡Oh ciudad allí acampada! 
En las esquinas leyendas. 
La luna y la calabaza 
con tus frutas y conservas. 
      *
¡Oh acampada Barcelona! 
¿Quién te vió y no te recuerda? 
Ciudad de paz y de almizcle, 
tiene sus torres de tela.
      *
Cuando llegaba la noche, 
noche que noche nochera, 
acampados en sus tiendas 
forjaban soles y lemas. 
      *
Ciudadanos olvidados, 
llamaban a todas las puertas. 
Cantos de grupos cantaban 
más allá de las fronteras. 
      *
El viento, vuelve desnudo 
la esquina de la sorpresa, 
en la noche platinoche 
noche, que noche nochera.
      *
¡Oh ciudad allí acampada! 

En las esquinas leyendas. 
Apaga tus verdes luces
que los mossos ya te llegan. 
      *
¡Oh acampada Barcelona!  
¿Quién te vió y no te recuerda? 
Dejadla cerca del mar, 

sin peines para sus crenchas.
      *
Avanzan de dos en fondo 
a la ciudad de la fiesta.
Un rumor de bolas negras 
invade sus cartucheras. 
      *
Avanzan de dos en fondo. 
Hacia las torres de tela. 
El cielo, se les antoja, 
una vitrina de espuelas.
      *
La ciudad libre de miedo, 
multiplicaba sus puertas. 
cientos de mossos de escuadra
entran a saco por ellas. 
      *
Los relojes se pararon, 
y el agua de las botellas 
se disfrazó de noviembre 
para no infundir sospechas. 
      *
Un vuelo de gritos largos 
se levantó entre las telas. 
Las porras cortan las brisas 
que los cascos atropellan. 
      *
Por las calles de penumbra 
huyen jóvenes y viejas 
con sus cabellos dormidos 
y paz en sus manos llenas. 
      *
Hoy las calles bloqueadas 
los mossos vuelven siniestras, 
dejando detrás fugaces 
remolinos de dolencias. 
      *
En la Plaza Cataluña 
ciudadanos se congregan. 
algunos, llenos de heridas, 
sus manos levantan plenas. 
      *
Tercos fusiles agudos 
en la mañana resuenan. 
Las gentes curan heridos 
con salivilla de estrella. 
      *
Pero los mossos de escuadra
avanzan sembrando penas, 
donde joven y desnuda 
la imaginación se expresa. 
      *
Jóvenes de la acampada, 
gimen mirando su tienda 
como la rompen y llevan
alegando que es limpieza. 
      *
Otras muchachas corrían 
perseguidas por sus trenzas, 
en un aire donde estallan 
rosas de pelotas negras. 
      *
Cuando desde los tejados 
surgieron gritos de pena, 
la mañana meció hombros 
en largo perfil de piedra.
      *
¡Oh ciudad allí acampada! 
Los mossos por fin se alejan 
por un túnel de silencio 
mientras lágrimas te cercan.
      *
¡Oh, acampada Barcelona! 
¿Quién te vio y no te recuerda? 
Que te busquen en mi frente. 
juego de luces y telas.


No sé si es un homenaje, quizás sea lo contrario.
Pido perdón si lo ven así.
Un 5 de junio como hoy de 1898 nació Federico García Lorca.
En 1928 escribió “Romance de la Guardia Civil española”.
Lo que allí describe me recordó el pasado 27 de mayo en Barcelona.
De la muerte de García Lorca aún no sabemos gran cosa.
Malditos los pueblos que matan a poetas.
Aún más malditos los que olvidan sus palabras.
De hace 83 años.

Nota: si quieren comentar, la manera más cómoda es hacerla como usuario anónimo, poniendo su nombre o no en el comentario. Blogger tiene la mala costumbre de pedirles contraseña de Google y si no, pedirles abrir una cuenta.

Published in: on 5 junio 2011 at 1:44 pm  Dejar un comentario