>Burocracia 2.0 (Etimología, anécdota y moraleja)

>

………………………………………………………………………………………………..
1. Etimología

Aclaración previa: no considero la burocracia como algo intrínsecamente malo. Etimológicamente, burocracia es “gobierno desde los despachos”, y, ya sean estos de empresas o de administraciones, lo cierto es que resulta hoy el método más común de gobernar.
Burocracia. (Diccionario de la RAE)
(Del fr. bureaucratie, y este de bureau, oficina, escritorio, y -cratie, -cracia).
1. f. Organización regulada por normas que establecen un orden racional para distribuir y gestionar los asuntos que le son propios.
2. f. Conjunto de los servidores públicos.
3. f. Influencia excesiva de los funcionarios en los asuntos públicos.
4. f. Administración ineficiente a causa del papeleo, la rigidez y las formalidades superfluas.
Si además leemos la primera acepción del diccionario de la RAE hasta no parece mal. Sin embargo, en este país, “burocracia” casi siempre se la entiende como las otras tres acepciones, y especialmente la última.
Para finalizar este punto, añadiré que yo mismo soy un burócrata más, pues, como funcionario educativo, desde mi despacho procuro encontrar un orden racional en mis asuntos, aunque no pueda evitar en muchas ocasiones resultar ineficiente, rígido, formal y hasta superfluo.
………………………………………………………………………………………………..
2. Anécdota

Dicho lo anterior, finalizado el post anterior, “Pintar no es escribir”, recibí un breve correo con este texto:

Buenos días Pedro.
Sentimos informarte que el plazo de recepción de viñetas ya se cerró, aunque igualmente te agradecemos tu colaboración con nosotros.
Saludos cordiales

Ese breve correo, que me sonaba a respuesta mecanizada, me irritó. Ni que decir tiene que me sentí frustrado. Había pasado unas horas añadiendo colores a un dibujo al que sólo estaba previsto añadir texto, y además no me pareció ver ningún plazo en aquel post del 5 de abril, así que respondí, primero en Twitter, y luego con un correo:

En mi Twitter:
– Burocracia 2.0: “Sentimos informarte que el plazo de recepción de viñetas ya se cerró, aunque igualmente te agradecemos…” @EducaconTIC
– “Quien no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación” . Proverbio Arabe
A mí me pasa al revés: no entiendo explicaciones y sí imágenes. Si no hay premio en cuestión, si hay menos de 20 viñetas presentadas, si el coste en Flickr es cero, o casi cero… ¿Qué burocracia impide no agregar esta imagen?
Igualmente, Saludos cordiales,

Algunos mensajes en Twitter después, algunos correos, aclaraciones por ambas partes y el asunto estaba resuelto. Unas horas más tarde mi dibujo estaba “desentonado” con sus colores en el album de Flickr.
Ni que decir tiene que mantengo, y aún aumento, mi admiración por EducaconTIC y por quienes lo hacen posible. A muchos de ellas/os los conozco y aprecio, y recomiendo que visiten su interesante web.
Además, esta anécdota no hace más que hacer evidente cómo, en una organización dinámica y moderna, es posible resolver algo con rapidez utilizando las nuevas tecnologías. Y también me sirvió a mí para reflexionar en torno a la burocracia 2.0, lo que constituye la moraleja y tercer acto de este post.
………………………………………………………………………………………………..
3. Moraleja

Aunque las nuevas tecnologías, bien usadas, pueden mejorar, y mucho, todos los procesos burocráticos, lo cierto es que, en muchos casos, esa burocracia 2.0 consiste en un proceso de reproducción y repetición en Internet de los peores y más inútiles hábitos ya existentes, sean estos administrativos, comerciales, de gestión o educativos.
Olvidan quizás quienes esto hacen, que en la burocracia 2.0 es el usuario/a quien maneja todo el proceso, y que no cuenta más que con lo que le permite su ordenador, su (in)formación y su conexión a Internet. Y que es un/a usuario/a único/a, pero al mismo tiempo variado/a y distinto/a.
Tener que rellenar formularios, visitar consecutivas pantallas, leer advertencias larguísimas, o encontrarse al final con que falta algo, que el ordenador se bloquea, o no se ve lo que se supondría deberíamos ver, suele ser habitual. Dejar al usuario la labor pasiva de leer, o de aceptar o no lo que se le pide, dar instrucciones confusas, o necesitar determinados programas, plugins o requisitos para ver las webs también suele ocurrir. Y otros recursos, como las respuestas automatizadas, las campañas de correo masivas o las webs estáticas, o saturadas de información textual, la ausencia de menúes de ayuda, o peor aún, ser las ayudas confusas, erróneas o desactualizadas, pues eso,… tampoco ayudan.
A mí me gustaría que empresas, escuelas, administraciones, o nosotros mismos si hemos de crear una web, no nos limitásemos a duplicar en Internet, o incluso a complicar más, la burocracia ya existente de despachos, ventanillas, sellos, impresos, trámites y reclamaciones. Me gustaría que valorásemos un amplio abanico de accesibilidad, de posibilidades técnicas, de plataformas, de conexión y de conocimiento técnicos de usuarios/as.
Me gustaría, en resumen, que, de ser posible, porque lo es, la burocracia 2.0 nos permitiese una gestión más simple, rápida, coordinada, eficaz, accesible, personal, y evaluable por el usuario/a.
Published in: on 18 mayo 2011 at 2:34 am  Comments (1)  

RSS: ¿"enlaces" o enriqueces?

(No sé si conocen la campaña publicitaria “¿Cueces o enriqueces?”. Pensé poner la más correcta frase “¿enlazas o enriqueces?”, pero preferí dejar “enlaces”, que cuadra más con el sonido original del eslogan).
Escuché la semana pasada un fragmento de la interesante charla “We learn” de Stephen Downes en Rosario, Argentina:
En un momento de esa charla, Downes, habló de cómo el organiza su información, más de 17.000 piezas de información a través de los RSS o lectores de noticias, como Google Reader, y de su complejidad y dificultad. No resumiré su charla pues mejor es verla, y entenderla, gracias a la traducción simultánea, y opinar. Downes comparó esa información a un río, donde uno iba “pescando” o seleccionando piezas de información para incorporarlas al propio aprendizaje, en una especie de recolección aleatoria.
Yo, que soy cautivo de imágenes, recordé la charla de Downes en Madrid, en Internet en el Aula, donde hablaba de “surfear” la ola de la información, que también apareció en esta charla también, y comparé ambas imágenes. Downes también comentó que, en cierta época, su activismo político le llevó a buscar, seleccionar y transmitir informaciones, añadiendo que hoy se consideraba un “ex-activista”.

Composición de dos fotos CC de Flickr:

Ese comentario y esas imágenes me llevaron a escribir este post, continuación casi natural del anterior, “Información versus Socialización / cobrar versus compartir”

A esto se añadió que esta semana comenté en Twitter la mejor manera de seguir un evento como el EABE10, Encuentro de Blogs Andaluces Educativos, del que hablaré en próximo post, espero.
Lo que yo planteo es:
¿Basta seguir enlaces, ser “pescadores” pasivos de información mediante RSS y agregadores, o marcadores, construirnos nuestro propio PLE como hace Downes para obtener una experiencia de aprendizaje en Internet?
¿O es mejor, ser “surfistas” activos de la información socializada, relacionándonos en grupo, enriqueciendo la información con nuestras propias creaciones, aportaciones y opiniones, propias y ajenas?
Defendía Downes al final de su charla su opción libre de no compartir en Twitter, de no retuitear, de no seguir a centenares de personas, de no aceptar reglas que empobrecen la experiencia de Twitter y de Internet. Y tiene razón… pero… 
Pero no puedo dejar de pensar que la búsqueda y cooperación en la transmisión de información que crearon los activistas, compartiendo datos, creando protocolos y sistemas, enriqueciendo la red con opiniones y debates, pueda convertirse en la mera recolección de informaciones en la construcción de simples portafolios personales repletos de datos, pero vacíos de humanidad.

(Por cierto, que, contradiciendo lo que he escrito anteriormente, el propio Downes ha “enriquecido” su experiencia en Argentina, compartiendo fotos, videos, presentaciones y recursos en su propio blog “Half an Hour”, en un post titulado “Argentina”. Tampoco dejen de visitar el post “Stephen Downes”, de mi amiga Gabriela Sellart en su blog “andamiada”, reflexión sobre su charla en Buenos Aires)


Por eso, les dejo el fragmento donde Downes habla, precisamente, de compartir:




Y añado otro video TED de Clay Shirky, “Instituciones v/s colaboración”.
(Precisamente, revisada su traducción gracias a la propia Gabriela Sellart,… este mundo es pequeño;-).

No se asusten porque sea de 2005. Creo que es muy actual. Nos habla de cómo se organiza la información colaborando en Internet en sitios como Flickr. Si no tienen tiempo de verlo completo, vean el final: predice que nos quedan 50 años de transición al caos, de pasar de instituciones formales a otras más flexibles y colaborativas, (y cuanto antes nos demos cuenta, añado yo, menos nos dolerá).

Saludos.

Published in: on 10 mayo 2010 at 11:04 am  Comments (3)  

Información versus Socialización / cobrar versus compartir

Avalado por mis últimos artículos sobre la estupidez, que como la caridad, siempre empieza por uno mismo, me atrevo a atacar aquí un asunto de altura: Internet.

Internet y sus dos modelos. Porque aquí hay dos tendencias claras, que a veces se mezclan: la Internet Informativa y la Internet social.
Me gustaría mencionar un paralelismo: telégrafo y teléfono. El telégrafo nació para transmitir datos a distancia. Y lo hacía bien. (Acabó con el Pony Express, dicen). Luego vino el teléfono. Parecía servir para lo mismo, pero… incorporaba la voz humana. La gente podía reconocerse, comunicarse, relacionarse. Hoy en día, ninguna compañía telefónica puede decir que se dedica exclusivamente a la transmisión de “datos”.
Internet nació para intercambiar datos. Seguros, rápidos y en grandes cantidades. Y hay que reconocer que lo hace bien. Nada genera más información, buena y mala, hoy en día, que Internet. Información.
Pero nació la web. Aparte de datos, la gente empezó a visitar webs que le gustaban. Y luego, a contar lo que le gustaba, y lo que le pasaba. Y a compartir sus fotos, y sus videos, y a escribir en sus blogs sus opiniones, y a comentar en los de otros, a charlar… por Internet, a hacer todo eso en las redes sociales. Socialización.
Así que tenemos Información y Socialización mezcladas en un medio: Internet. (¡Anda, cómo la televisión!).
Y claro, los datos se pagan. Estamos acostumbrados a pagar por ellos: los libros, los periódicos, la música, el arte,…
Pero,… ¿Y los amigos/as? ¿pagamos por ellos/as? ¿o más bien compartimos: tiempo, emociones, opiniones… y también, sí… datos, música, fotos,…
Así que aquí tenemos dos modelos: Información / Socialización, o también… Cobrar / Compartir
¿Pueden convivir estos dos modelos?

¿Está siguendo Internet el modelo de la Televisión?

¿Se intenta capitalizar la Socialización como antes se hizo con la Información?


……………………………………………………………………………
Addendum: 
Añado aquí el vídeo TED de Clay Shirky:
“Cómo los medios sociales pueden hacer historia.”