Evasión o Derrota

Los dos grandes “evadidos” de la transición fueron “El Lute” y “El Dioni”. El primero se hizo abogado, y el segundo ha trabajado de tertuliano en la tele. Curiosamente, como nuestro presidente y su ministro de Educación.
En estos días de fútbol y Eurocopas he recordado la película “Evasión o Victoria”.
En ella, un grupo de presos de un campo de concentración organizan un partido de fútbol contra los alemanes, como medio para fugarse del campo. Y al final han de decidir entre fugarse, o quedarse y ganar el partido.
Algo así me parece estar viendo estos días, donde el futuro que nos ofrecen es la evasión: evasión en forma de fútbol televisado y victoria deportiva, o evasión en forma de emigración y derrota hacia otros lugares donde encontrar aquello que aquí no tenemos: trabajo.
Sé que está mal mezclar fútbol y política, o fútbol y economía, o fútbol y educación. Hay quien me dice que es deporte y que son independientes. Yo no lo creo, porque no soy yo quien los ha mezclado, pues aquí hace años que la política fiscal, económica y hasta educativa de los clubs de fútbol y de los futbolistas sigue rumbos diferentes a las del resto de trabajadores y empresas, entre la tolerancia y evasión general. 
Unos datos: Alemania ganó su último mundial de fútbol en 1990, en plena unificación, y su última Eurocopa en 1996. Nosotros las hemos ganado en plena crisis económica y de empleo. Aquí los clubs deben 752 millones de euros, en Alemania… no.
Y puede que ganemos esta. Pues qué bien. La celebraré con mi familia como un triunfo deportivo y de superación.
En todos estos meses de hablar de millones de euros, de porcentajes, de índices, de créditos, no he oído nada de políticas de empleo, de iniciativas que lo generen, de futuro industrial o laboral. Nuestra ministra de trabajo, que dicen que nunca ha trabajado en una empresa, me dicen que se ha ido al Rocío, y el Papa, que el año pasado estuvo por aquí nos dice que la solución es… rezar.
También nos dicen que el crédito generará crédito y eso trabajo. Pero por lo que yo sé, el crédito generará intereses que habrá que pagar… con otro crédito, y así… Hace 20 años Alemania absorbió a otra Alemania pobre. Decidió que podría ser buen negocio pagar a otros países para que cerrasen sus minas y fábricas, eliminasen las aduanas y se hiciesen clientes suyos, y comprasen coches, trenes y electrodomésticos alemanes. Aquí recibimos su dinero por prejubilar, cerrar y hacer vías de tren y autovías. Además les vendimos nuestras empresas eléctricas, de aguas, de transportes y de comunicaciones, que generaban ingresos al Estado. Era “Europa” e iba a haber “competencia”, bajada de precios y hasta subida de sueldos… para unos pocos. Quienes eso hicieron pensaron en su presente, no en el futuro de sus hijos. ¿De qué vivirían una vez se acabasen esas obras, con esas fábricas cerradas? ¿del Turismo? ¿todos viviríamos del turismo “todo incluido”?
Esta no es Europa. Es una falsa Europa desunida que lleva 20 años de desgobierno, de desparlamentos, de burócratas sordos, de políticas nacionales, de rivalidades provincianas, de subsidios, de políticos prejubilados de lujo y de burocracias infinitas. ¿Y quieren de verdad que generemos confianza así?
Evasión.
Esa es la palabra: evasión mental, política, fiscal, laboral, económica.
Fuga de ideas, de dinero, de trabajo, de educación…
Y crédito. Un país que vive a crédito. De puro descrédito.

Anuncios
Published in: on 19 junio 2012 at 12:01 pm  Comments (2)  

15M… San Isidro

Antes del año pasado, el 15 de mayo me recordaba a mi padre. Sí, como ven, últimamente recuerdo mucho a mi padre, tanto, que es posible que le dedique un post a él. Pues bien, mi padre era perito agrícola, y el 15 de mayo se celebra el día de San Isidro, su patrono, a lo que hay que añadir que mi padre era madrileño, así que un día como hoy la fiesta era doble, y solía ir acompañada con una comida a la que mis padres asistían con sus mejores trajes, como si fuese un fin de año o una boda, entre la expectación y el asombro de mis hermanos, hermanas y yo.

San Isidro, patrón de la agricultura, de los peritos agrícolas… y de Madrid.

15 de mayo, día de procesiones, toros y verbenas. Que Madrid tenga por patrón a un santo agricultor, conocido por echar la siesta mientras unos ángeles con sus bueyes hacían su trabajo, me da qué pensar.
Los patronos son modelos populares que alguien, la Iglesia, pero también los políticos locales, mantienen ahí por algún motivo. ¿Precisa Madrid de un santo agricultor y orante? ¿Precisa Barcelona de un santo caballero y matador de dragones? otro tanto podríamos decir de patrones y patronas de nuestra geografía. ¿Son sólo tradiciones, o algo más?
Bueno, pues resulta que el pasado 15 de mayo cayó en domingo. Y dejó la Puerta del Sol ocupada. No entraré en la génesis e historia del 15M. Otros y otras lo harán mejor y con más conocimiento.

Aún así, sin ser experto, el año pasado, en menos de un mes, dediqué 11 post de este blog a intentar explicarme el 15M (y al comprobarlo, no me extraña que hay quien no considere este un blog “educativo al uso”, algo que por otro lado nunca pretendí que fuera, y es que ya saben: no soy “cool” ) Estos post fueron, cronológicamente:

22 de mayo de 2011 – Imágenes sobre el cambio, sobre Sol, el 15m y sus lemas
28 de mayo de 2011 – No soy “cool”
29 de mayo de 2011 – ¡Mira a lo alto!
31 de mayo de 2011 – Carteles para una revoluciónn
31 de mayo de 2011 – Comentando…
1 de junio de 2011 – Dos canciones: fe y rutas
2 de junio de 2011 – Acampada Las Palmas
4 de junio de 2011 – Mis propuestas educativas
5 de junio de 2011 – Romance de los Mossos
6 de junio de 2011 – Porque nos importa un pepino
13 de junio de 2011 – 15 M 

Aún así, para mí analizar este “movimiento asambleario de protesta y cambio” me resulta difícil, pero voy a intentar analizar algunos puntos:
– “Movimiento” – no deja de ser curioso para mí llamar “movimientos” o “movilizaciones” a concentraciones cuya función principal parece ser “permanecer” en un lugar el máximo tiempo posible).
“Asambleario” – tras permanecer muchos años en un sindicato de la enseñanza “asambleario”, asistir a una sola asamblea en la acampada Las Palmas y haber leído y visto vídeos de otras, y aceptando que algunos testimonios pueden ser emocionantes y hasta muy atinados, su fuerza suele diluirse en el escaso tiempo disponible, en el aquí y ahora, en los problemas diarios o personales.
“Protesta” – la visión de los lemas, de las plazas llenas, de los gestos pacíficos, de la firmeza en mantenerse y ayudarse, no cabe duda que me impresionan y emocionan al verlos, o leerlos, pero ¿basta protestar o hablar para cambiar las cosas?
“Cambio” – la pureza en apartarse de partidos y tendencias, en reunirse en los barrios, en resolver desahucios o directamente el hambre o problemas de otros, no deja de ser admirable humanamente, pero, ¿ha cambiado algo? me pregunto yo. No lo parece. ¿Se puede forzar un cambio por este sistema? ¿Se puede dejar el cambio a la suerte?

Sin querer avanzar más, recuerdo aquí el mundo educativo y aquellos que me dicen que con pequeños cambios locales se puede cambiar la educación, y yo les recuerdo aquelo de que para educar hace falta toda la tribu, y que un simple decreto, un 1% menos en algo, hace -y deshace- pregunten a Wert, mil veces más que una explicación en clase o un proyecto “innovador”.
Leo a Galdós estos días y su “Fontana de Oro” (¿recuerdan?) y sus conspiraciones, asambleas, asonadas, periodismo y hasta el pueblo de Madrid de entonces me recuerdan mucho al de hoy en día. Si antes se avisaba boca a boca hoy son los móviles, y si antes eran proclamas de café ahora lo son post de blogs, y donde había capitanes generales, hoy hay delegadas del gobierno, pero poco ha cambiado, me parece.
Hace más o menos 200 años en Europa dos reyes firmaron declaraciones de derechos de sus ciudadanos.
En Francia, a su rey, que no creía ni en su firma, le guillotinaron y proclamaron una república de ciudadanos.
En España, años después, lo cuenta Galdós, su rey, que tampoco creía en los derechos de sus ciudadanos, pidió ayuda a Europa para recortar esos derechos, que algunos, dicen que no pocos, saludaron aquí con un “¡Vivan las cadenas!”. Y es que en este país, ya saben, nos importa todo un pepino.

Para ello basta mirar nuestros últimos candidatos a presidente y leer sus currículums:

Ambos, más de 30 años en “política”, diputados,
Ministros de Educación, Presidencia, e Interior,
Vicepresidentes primeros de gobierno
En fin, mientras escribo esto y no hago nada, un post más en el muro global de hoy,  siento pensar así, pero es que creo que mientras no se pase a la acción, a la verdadera acción global, conjunta, esa otras palabras y pequeñas acciones sólo sirven para crear santos, como San Isidro…
Lo que me recuerda que debo echarme una siesta, a ver si algún ángel me terminase este post… o si al menos, como Sorolla, me pintase unos bueyes…

Published in: on 15 mayo 2012 at 12:35 pm  Comments (2)  

Idiotas y fachidiotas

Idiota: su acepción inicial procede de la Grecia antigua donde se llamaba “idiotas” (de “idios”, privado, de uno mismo) a aquellas personas que se dedicaban a sus asuntos propios o privados por contraposición a quienes se dedicaban a lo público. (Wikipedia, Etimología de Chile).
Fachidiota: esta bien podría ser en español la traducción del alemán “fachidiot”, que se aplica a aquellas personas que son expertas o especialistas en una materia, pero ignorantes en casi todo lo demás (Wordreference, Wikipedia).
Pues bien, escribo hoy todo esto, ya a 2 de mayo, pensando que, tanto la educación como el capitalismo actuales son grandes productores de idiotas y fachidiotas, personas de corto enfoque, incapaces de ver más allá de su parcela, de lo privado, de su pequeño fragmento del conocimiento o de su trabajo.
Perdemos visión de conjunto. Lo que los griegos antiguos, con sus defectos, claro, crearon, la democracia representativa, el poder de lo público, pierde valor ante los poderes privados, ante la corta mirada de los especialistas del momento. Las tornas parecen haber cambiado, y son ahora los idiotas y fachidiotas quienes se ríen y triunfan.
Si para algo sirve este modesto arte del dibujo, que pretendo enseñar, es para aprender a ver y a representar las cosas, mejor o peor, pero en su conjunto. No hay dibujantes de ojos, o de pies, o de una sola línea, y si los hay, poco dibujan. El dibujo y otras Artes, como la música, como el teatro, nos enseñan el valor del conjunto, la importancia de unirlo todo de combinar líneas, sonidos, voluntades. No es extraño pues que vayan siendo apartadas de la educación.
Y mientras, los medios nos exaltan esos valores individuales, esos “deportistas” que valen más que un equipo, esos políticos que sólo saben de una cosa, esos empresarios que sólo miran a un lado, esas enseñanzas que son “básicas”, esos servicios que deben ser “privados”.
Estos días leo a Galdós. Casi 200 años han pasado desde lo que relata en”la Fontana de Oro”y sin embargo, yo hoy no lo veo tan lejano: proclamas, bandos, rebeliones, conspiraciones y sobornos. todo un país de idiotas y fachidiotas enfrentados. 
Cuentan que en la Edad Media un hombre visitó un edificio en construcción y fue preguntando a los obreros que allí estaban lo que hacían:
“Estoy mezclando barro y paja” contestó el primero sin levantar la cabeza, y el hombre vio que su trabajo era de baja calidad.
“Estoy haciendo ladrillos” contestó muy serio el segundo, y vio que su trabajo era de mediana calidad.
“Estoy levantando una catedral” contestó sonriendo el tercero y el hombre vio una piedra tallada de gran calidad.
Si los griegos no hubiesen pensado en lo que tenían en común no habrían levantado sus templos, teatros ni la democracia como la conocemos. Y no deja de ser curioso que entre los “idiotas”, de quienes se reían los atenienses. y los “ilotas” o esclavos sin ningún derecho de los espartanos hubiese tan poca diferencia de letras y sonido.
Hoy parecemos no tener proyecto común, ni en Europa, ni en España, ni en cada uno de los rincones en que vivimos. No parece casualidad que la primera “víctima” sea precisamente Grecia.

Hoy manda lo “privado”, lo parcial, lo limitado, no hay visión de conjunto. Su dibujo es un monstruoso conjunto de detalles individuales, la vista de ese horror que supo pintar Picasso en el Gernika. Aquella vez fueron bombas, hoy son números y porcentajes. Pero detrás hay vidas.

Gernika. Mural of the painting “Guernica” by Picasso made in tiles.

Ojalá que la gente quisiese/supiese dibujar, cantar, interpretar, escribir lo que ve.
Habría menos idiotas… y fachidiotas.
primerministro
“Estudio para un primer ministro español”. PVillarrubia
Collage digital en mi Flickr. Y al fondo, el ladrillo.
Y he leído otras cosas estos días. Y las recomiendo:
“Un sindiós” Juan José Millás
“Sin perdón” El Gasolinero
“Sobre los ataques a la enseñanza pública”Alberto Molina
“The purpose of education is hope” (#500words) Steve Philp
“La guerra civil fue consecuencia de una ingente frivolidad” Julián Marías
“¿Ciudadanos o espectadores de nuestra vida?” Laura Díaz
“Es absurdo llenar las aulas de ordenadores” Rosa Jiménez Cano
“Los trabajos y los días: homenaje al 1º de mayo” Claudia Solís
Published in: on 2 mayo 2012 at 7:48 am  Dejar un comentario  

_ducación y _anidad

__ difícil __cribir _in utilizar la “_” d_ _ducación ni la “_” d_ _anidad.

Algo a_í ocurr_ cuando un gobi_rno d_mocráticam_nt_ _l_gido d_cid_, contrariam_nt_ a lo qu_ proclamó _n _u campaña _l_ctoral, r_ducir _l núm_ro d_ prof__or__, aum_ntar _l núm_ro d_ hora_ y _l núm_ro d_ alumno_ por aula. D_ _anidad no conozco lo_ r_cort__, p_ro algo __ oy_ d_ pagar, pr__cindir d_ p_r_onal, aum_ntar la __p_ra para pru_ba_ y op_racion__.

Y todo _llo, __gún dic_ _l pr__id_nt_ d_ M_rcadona, y par_c_ qu_ tambi_n la __ñora M_rk_l y _u_ aliado_, porqu_ _omo_ un paí_ d_rrochador. (Int_r__ant_ la _ntr_vi_ta al pr__id_nt_ d_ M_rcadona: no_ cu_nta cómo _n __t_ paí_ un d_p_ndi_nt_ d_ _up_rm_rcado _in formación n_c__ita uno_ poco_ año_ para igualar _n _u_ldo a un doc_nt_ qu_ acc_dió a _u plaza tra_ formación univ_r_itaria y opo_ición).

D_j_nm_ qu_ lo m_dit_… d_rroch__… y no __, m_ vi_n_n a la cab_za __o_ carí_imo_ tr_n__ d_ alta v_locidad d_ m_cánica al_mana y franc__a, __o_ pu_rto_ y a_ropu_rto_ _in pa_aj_ro_, __a_ carr_t_ra_ y call__ a ninguna part_, __o_ futboli_ta_ multimillonario_, __o_ __tadio_ olímpico_, y no olímpico_, __a_ carr_ra_ d_ Fórmula uno y “Am_rican Cup_”, __o_ macro_dificio_ admini_trativo_, __o_ macro_u_ldo_, a___or__ y ga_to_ d_ nu__tro_ partido_ político_ _nd_udado_, m_ vi_n_n a la cab_za lo_ ga_to_ militar__, lo_ d_ protocolo, la_ monarquía_, princ__a_ y _u_ boda_ r_al__ _ irr_al__, la_ comida_ y ga_to_ d_ _mpr__a_, la_ t_l_vi_ion__ y radio_ y _u_ _u_ldo_, la_ p_lícula_ y actuacion__ _ubv_ncionada_, la_ inauguracion__ d_ nada_,…

P_ro ya v_n, d_bo __tar ci_go, no __ m_ vi_n_n a la cab_za ni mi _u_ldo doc_nt_, año_ cong_lado, ni la_ vi_jí_ima_ y mal acondicionada_ aula_ __colar_, ni lo_ __cu_to_ m_nú__ __colar__, ni lo_ antiquí_imo_ y mínimo_ r_cur_o_ d_ nu__tro_ c_ntro_ __colar__.

D_ la _anidad p_rmítanm_ qu_ no profundic_: algo __ habla d_ _mpr__a_ a qui_n__ __ adjudican contrato_ millonario_, d_ farmac_utica_ _in comp_t_ncia qu_ ganan mucho con _l d_rroch_, d_ ho_pital__ cr_ado_, p_ro vacío_ o _in din_ro para p_r_onal… y dic_n qu_ la _olución __: d__p_dir p_r_onal.

A_í qu_ hablar_ d_ _ducación:

Y ahora r__ulta qu_ _n un paí_ con _l paro qu_ t_n_mo_, _l p_r_onal, ya __a _ducativo o _anitario, __ _l gran probl_ma, y qu_ la _olución __tá _n d__p_dirlo.

Y ahora r__ulta qu_ _n un paí_ con grand__ __pacio_ vacío_, ca_a_ _in habitar, _dificio_ multimillonario_, la _olución _ducativa __ hacinar 35 alumno_ _n aula_ d_ 7 x 10 m (cuando hay _u_rt_).

Y ahora r__ulta qu_ _n un paí_ dond_ faltan hora_ para m_jorar la coordinación y formación d_ lo_ doc_nt__, la _olución __ qu_ impartan má_ hora_ d_ cla__ _n __a_ aula_ ma_ificada_.

Y ahora r__ulta qu_ no_ dic_n qu_ __o no af_ctará ni a la _ducación, ni a la _anidad.

Pu__ mir_n, p_rmítanm_ qu_ l__ diga qu_ yo no lo _nti_ndo.

Como u_t_d__ _i l_y___n __to _in la “_” d_ _ducación ni la “_” d_ _anidad.



xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Es difícil escribir sin utilizar ni la “e” de Educación ni la “s” de Sanidad.


Algo así ocurre cuando un gobierno democráticamente elegido decide, contrariamente a lo que proclamó en su campaña electoral, reducir el número de profesores, aumentar el número de horas y el número de alumnos por aula. De Sanidad no conozco los recortes, pero algo se oye de pagar, prescindir de personal, aumentar la espera para pruebas y operaciones.


Y todo ello, según dice el presidente de Mercadona, y parece que también la señora Merkel y sus aliados, porque somos un país derrochador. (Interesante la entrevista al presidente de Mercadona: nos cuenta cómo en este país un dependiente de supermercado sin formación necesita unos pocos años para igualar en sueldo a un docente que accedió a su plaza tras formación universitaria y oposición).


Déjenme que lo medite… derroches… y no sé, me vienen a la cabeza esos carísimos trenes de alta velocidad de mecánica alemana y francesa, esos puertos y aeropuertos sin pasajeros, esas carreteras y calles a ninguna parte, esos futbolistas multimillonarios, esos estadios olímpicos, y no olímpicos, esas carreras de Fórmula uno y “American Cups”, esos macroedificios administrativos, esos macrosueldos, asesores y gastos de nuestros partidos políticos endeudados, me vienen a la cabeza los gastos militares, los de protocolo, las monarquías, princesas y sus bodas reales e irreales, las comidas y gastos de empresas, las televisiones y radios y sus sueldos, las películas y actuaciones subvencionadas, las inauguraciones de nadas,…


Pero ya ven, debo estar ciego, no se me vienen a la cabeza ni mi sueldo docente, años congelado, ni las viejísimas y mal acondicionadas aulas escolares, ni los escuetos menúes escolares, ni los antiquísimos y mínimos recursos de nuestros centros escolares.


De la sanidad permítanme que no profundice: algo se habla de empresas a quienes se adjudican contratos millonarios, de farmacéuticas sin competencia que ganan mucho con el derroche, de hospitales creados, pero vacíos o sin dinero para personal… y dicen que la solución es: despedir personal.


Así que hablaré de educación:


Y ahora resulta que en un país con el paro que tenemos, el personal, ya sea educativo o sanitario, es el gran problema, y que la solución está en despedirlo.


Y ahora resulta que en un país con grandes espacios vacíos, casas sin habitar, edificios multimillonarios, la solución educativa es hacinar 35 alumnos en aulas de 7 x 10 m (cuando hay suerte).


Y ahora resulta que en un país donde faltan horas para mejorar la coordinación y formación de los docentes, la solución es que impartan más horas de clase en esas aulas masificadas.


Y ahora resulta que nos dicen que eso no afectará ni a la educación, ni a la Sanidad.


Pues miren, permítanme que les diga que yo no lo entiendo.

Como ustedes si leyesen esto sin la “e” de Educación ni la “s” de Sanidad.  
Published in: on 17 abril 2012 at 12:38 pm  Comments (1)