>Los Premios Espiral

>

He decidido presentarme a la V edición de los Premios Espiral 2011 de blogs educativos. 
Las razones para ello las expondré en un próximo post.
Antes quiero analizar qué creo que ha cambiado en los propios Premios Espiral, y qué ha cambiado en mí, desde 2008 a 2010, dos ediciones en las que pude asistir a la entrega de premios. Y creo que una buena manera de analizarlo pasa por contemplar dos vídeos que rodé de ambas ocasiones. Dicen que una imagen dice más que mil palabras, así que espero que me ayuden.
Disculpen de antemano la calidad y duración de los mismos. Si se trata de verlos, y oírlos, mejores y más completos, lo más útil es pasarse por la propia web de Espiral.
II Premios Espiral Edublogs 2008
1. Los Premios:
A los II Premios Espiral Edublogs 08 se presentaron, creo leer en su web, 349 blogs, se concedieron 31 premios en 11 categorías, y recibieron más de 31.000 visitas a su web.

La entrega de premios se celebró en Barcelona, en la Asociación de Licenciados, creo recordar, un saloncito estrecho y pequeño donde cada premiado/a fue presentado, y acercándose a la mesa, recogía su peonza, respectivo diploma y premio extra, si lo había, y con un brevísimo discurso lo agradecía. La entrada de un maestro con su alumnado supuso entonces una novedad casi rompedora del acto.

La entrega fue precedida por unas jornadas en la que algunos de los/as premiados y otros educadores expusieron sobre sus blogs y otros temas de interés.
2. Yo:
Tras llevar dos años escribiendo en este blog, y asistir en 2007 al DIM-Aulatic y a la MoodleMoot de Cáceres, me animé a asistir por mi cuenta a Barcelona a estos premios. No sé si se me podría llamar un “groupie” o “fan” de las TIC, quizás sí, pero lo cierto siempre me ha gustado y me ha animado a viajar el poder hablar con aquellas personas que conocía anteriormente por sus escritos o trabajos.
Así que supuso entonces una gran alegría que se acercasen a verme personas que admiro, como Boris Mir y Joan Queralt, y una emoción ver de cerca caras que entonces no conocía, y que ahora me son muy amigas, tanto entre los/as premiados/as, Marcos Cadenato, Tony Solano, Loly Lago, Ángel Sáez, … como entre quienes entregaban premios también, Isidro, Juanmi, Xavier, Irene, Charo, Víctor, Lourdes… Me senté discretamente al fondo, tomando nota de todo lo que podía. Terminé hablando, sacándome fotos e incluso tomando una cervecita final con ellos/as.

Durante la entrega, ese día tomé fotos y vídeos con mi cámara desde mi asiento, y luego las compartí en un post en Discentia y en mi cuenta en Picasa.
IV Premios Espiral Edublogs 2010

Premios Espiral 2010 from Pedro Villarrubia on Vimeo.


1. Los Premios:
A los IV Premios Espiral Edublogs 10 se presentaron, si no he contado mal, 948 blogs, se concedieron 33 premios y 11 accesits en 8 categorías y las visitas a su web ahora mismo no las sé, pero supongo que más que en 2008.

La entrega de premios se celebró en Madrid, en la EOI, en un salón de actos amplio, cómodo y preparado. Fue precedido por los discursos de rigor y por una charla de Alfonso Alcántara, Yoriento, sobre los blogs y la educación. Cada premiado/a fue presentado/a, y tras acercarse a recoger su premio realizaba un discurso de agradecimiento, en algunos casos muy emotivo. No fue novedad que fuesen alumnas/os quienes tomasen la palabra en algunos de los premios.

2. Yo:
En estos premios, actué además de Jurado, a petición de la Asociación Espiral, a la que pertenezco, una experiencia que fue a la vez interesante, pero también compleja, y en la que intenté hacerlo lo mejor posible. El número de blogs presentados a los premios como ya ven fue muy numeroso. La curiosidad por conocer los/as premiados/as, y la camaradería ya establecida con los miembros de Espiral fue lo que me impulsó otra vez a viajar por mi cuenta a la entrega de premios.

Pude conocer entonces al propio Alfonso Alcántara, a Lucía Álvarez, María Jesús Camino, y más compañeros/as, volver a ver Tíscar Lara, Isidro, Marcos, Manuel Rino, Juanmi, y demás compañeros/as de Espiral, con quienes pude compartir una cena la noche anterior. El día de los premios, el horario apretado y el corto tiempo disponible no me impidió conocer y charlar brevemente con algunos/as de ellos/as.
Tomé aquel día fotos y vídeos con mi móvil,  que fui compartiendo directamente a través de Twitter y de Ustream, así como mis opiniones. Comenté durante el acto, me levanté varias veces, e incluso fui citado elogiosamente por Alfonso, y desde la mesa en alguna ocasión. Compartí en Twitter mis opiniones e imágenes, pero no llegué a escribir ningún post en Discentia.

Comparación y conclusiones:

1. Los Premios:

Los premios han ganado en participación, popularidad, importancia y solemnidad. Las categorías están otrientadas ahora más a quién lo hace  y su nivel (alumnado, profesorado, colectivos, asociaciones, …) que a dónde se hace (la categoría blog de aula no existe, se mantienen blogs de centro y de biblioteca,…). El equipo entusiasta y desinteresado que los organiza sigue siendo básicamente el mismo, ayudado por voluntarios/as que se prestan a las revisiones y correcciones.

2. Yo:
De una postura curiosa, de espectador, de cronista a posteriori, he pasado a participante más activo, a cronista in situ, online, a interactuar con jurados y premiados/as, a compartir mi visión desde donde estoy. También, creo que, de lector, de comentarista, he pasado a amigo, o si no,”persona”, con respecto a los/as autores de blogs que me interesan.

De lo que esto significa intentaré hablar en mi próximo post. 
De este, si quieren, ustedes me dirán qué opinan.
Published in: on 3 abril 2011 at 6:37 pm  Comments (1)  

En dos o tres palabras: Profesor Im-prescindible

“He oído hablar tan bien de ti,que creía que estabas muerto” (En Twitter, hoy).

Pues sí, ¿no lo saben? en EducaRed-Software Libre me han nombrado “profesor imprescindible” de septiembre.

Ante todo, muchas gracias.

He pensado si escribir este post o no.

He dudado entre la soberbia y la falsa modestia, entre escribir o callar.

Me viene a la cabeza aquella película de Díaz Yanes, “Nadie hablará de nosotras cuando hallamos muerto” . Hay poca información en la Wikipedia sobre ella (el cine español, siempre de espaldas a la red). Encuentro su trailer en Youtube:

Es bonito estar en tan buena compañía: profesores y profesoras, maestros y maestras que dedican su tiempo a aprender y a compartir lo aprendido. Vendrán más en octubre, noviembre,… mejores, preparados/as, generosos/as…

Miraba ayer, no sé por qué, o quizás sí, las fotos de mis 20 años de docencia y encontraba comidas, compañía, guitarras, sonrisas… eso sí, fuera de las aulas. De las aulas, pocas fotos, con mis alumnos/as, de sus trabajos… muchas personas en 20 años, docentes, discentes,…

No sé si lo merezco. Tampoco creo que importe. Lo disfruto como un regalo. Y lo agradezco.

Curioso. Este curso estuvieron a punto de prescindir de mis servicios. Ya casi nadie necesita el dibujo. La educación visual y artística sale de las escuelas e institutos. No es necesaria. Prescindible. Dicen. La única diferencia es añadir esa pequeña partícula: im.

Imprescindible. Impresionable. Imprevisible. Imperdonable. Impensable. Increíble.

He encontrado en la red muchos docentes, personas increíbles. Tanto, que he necesitado conocerlas, saber que son reales. He compartido, y comparto, con ellas ideas, desacuerdos, recursos, diseños, proyectos, errores, encuentros… he aprendido, y aprendo cada día con ellas y ellos.

Puede que en el trayecto haya perdido yo contacto con la llamada vida “real”. Aún parecen distantes los dos mundos. Quizás pase algún tiempo antes que ambos se mezclen y relacionen normalmente. Queda aún mucho que aprender y compartir… y vivir

Gracias.

Published in: on 1 septiembre 2009 at 11:22 am  Comments (16)  

TEDPrize 2009 – Astronomía, Oceanografía y Música

Acabo de presenciar, en directo, la edición 2009 de los premios TED.

Este año los premios TED 2009 han ido para tres “mujeres”: la Astronomía, la Oceanografía y la Música, y se entregaron a tres personas: Jill Tarter, Sylvia Earle y Jose Abreu, que nos hablaron de la enormidad del universo, de las profundidades del océano y de la grandeza de la música.

Tres miradas: al cielo, al mar, a la infancia.
Tres escuchas: de las estrellas, de las profundidades, de la armonía.
Tres quejas: sobre la pequeñez, la destrucción y la pobreza cultural.
Tres proyectos: el contacto, la protección, la educación musical.

No creo en los premios. Al menos no como terapia, no como solución, no como acierto. De hecho, estas personas ya han sido premiadas antes, basta mirar sus biografías. Y si miramos la lista de premiados TED, pero también la de otros galardones, encontraremos muy variadas personas, desde políticos a músicos, científicos o educadores.

Pero sí que creo en los premios como tendencias, como avisos, como intuiciones. Este año no han sido políticos, economistas, sesudos científicos o educadores los premiados. Han sido proyectos, miradas, sistemas de afrontar este mundo.

Y por eso me han gustado esta vez. Ahora, que todos nos miramos los bolsillos o los pies, ahora, que se acabaron los sueños de grandeza, las grandes palabras, estos de TED nos traen unas orquestas infantiles, una buceadora, una astrónoma.

Bravo por TED. Por recordarnos que el ser humano es algo más que cifras, códigos y normas. Que es posible soñar. Que es posible creer. Que nos emocionamos aún ante la música, la grandeza de una estrella o el deslizar de los delfines.

Y no sé por qué, extraños surcos de la mente, me ha venido a la memoria la película “La misión”, donde la naturaleza, los cielos y la música se imponen, pese a su doloroso final, a cualquier Imperio, fuerza o ganancia material.

Sí, ya sé que la historia, la misma película, no nos cuentan lo mismo.
Pero déjenme soñarlo.
Al fin y al cabo, las noches de lluvia vienen repletas de sueños.

The Mission – Gabriel’s Oboe

Recordando la Misión (Ave María)

Published in: on 6 febrero 2009 at 3:46 am  Dejar un comentario  

TEDPrize 2009 – Astronomía, Oceanografía y Música

Acabo de presenciar, en directo, la edición 2009 de los premios TED.

Este año los premios TED 2009 han ido para tres “mujeres”: la Astronomía, la Oceanografía y la Música, y se entregaron a tres personas: Jill Tarter, Sylvia Earle y Jose Abreu, que nos hablaron de la enormidad del universo, de las profundidades del océano y de la grandeza de la música.

Tres miradas: al cielo, al mar, a la infancia.
Tres escuchas: de las estrellas, de las profundidades, de la armonía.
Tres quejas: sobre la pequeñez, la destrucción y la pobreza cultural.
Tres proyectos: el contacto, la protección, la educación musical.

No creo en los premios. Al menos no como terapia, no como solución, no como acierto. De hecho, estas personas ya han sido premiadas antes, basta mirar sus biografías. Y si miramos la lista de premiados TED, pero también la de otros galardones, encontraremos muy variadas personas, desde políticos a músicos, científicos o educadores.

Pero sí que creo en los premios como tendencias, como avisos, como intuiciones. Este año no han sido políticos, economistas, sesudos científicos o educadores los premiados. Han sido proyectos, miradas, sistemas de afrontar este mundo.

Y por eso me han gustado esta vez. Ahora, que todos nos miramos los bolsillos o los pies, ahora, que se acabaron los sueños de grandeza, las grandes palabras, estos de TED nos traen unas orquestas infantiles, una buceadora, una astrónoma.

Bravo por TED. Por recordarnos que el ser humano es algo más que cifras, códigos y normas. Que es posible soñar. Que es posible creer. Que nos emocionamos aún ante la música, la grandeza de una estrella o el deslizar de los delfines.

Y no sé por qué, extraños surcos de la mente, me ha venido a la memoria la película “La misión”, donde la naturaleza, los cielos y la música se imponen, pese a su doloroso final, a cualquier Imperio, fuerza o ganancia material.

Sí, ya sé que la historia, la misma película, no nos cuentan lo mismo.
Pero déjenme soñarlo.
Al fin y al cabo, las noches de lluvia vienen repletas de sueños.

The Mission – Gabriel’s Oboe

Recordando la Misión (Ave María)

Published in: on 6 febrero 2009 at 3:46 am  Dejar un comentario