Liquidación por cierre: adelgazando @pvil

@pvil es mi nick en Twitter.
El 1 de julio decidí “adelgazar” mi cuenta: dejar de seguir miles de cuentas.

Lo que sigue es un relato, totalemte prescindible, de mi trayectoria en Twitter y cómo llegué a esto:
Como conté una vez, “cuando llegué a Twitter, Aníbal de la Torre ya estaba allí”.
Debió de ser por abril de 2008, no me hagan buscarlo… siguiendo a Aníbal y algún otro precursor/a, como Tíscar Lara (ellos llegan, nos pican la curiosidad y luego se marchan, o se quedan ahí viéndonos “procrastinar”, vulgo “perder el tiempo”).
Entré buscando información, y empecé, como muchos, por curiosidad. Y me fui, y volví. Y me di cuenta de que si no seguías a alguien aquello apenas se movía. Y que si no te seguían, nadie – o casi – se enteraba de lo que escribías. Así que empecé primero siguiendo a tuiteros norteamericanos o sudamericanos, que allí comenzaron antes, viendo sus enlaces, traduciendo con ayuda de Google lo que contaban, interactuando…
Luego pasé a la interacción y comentarios. Las primeras sorpresas es que si los mencionaba en Twitter, o retuiteaba, que en aquel entonces no sabía muy bien qué era, ellos en algún lugar del mundo lo leían, o no, y me mencionaban a su vez. Por otro lado, si yo los/as seguía, tenían la deferencia, luego vi que no todos hacían lo mismo, de seguirme a mí, lo que me obligaba en algún caso a tuitear en mi inglés traducido. Se creaba así una relación/conversación followers/followings curiosa, y en mi caso, sorprendente.
Luego vinieron los debates, los “hashtag” o esa manera de seguir un tema o evento, aunque alguna vez, yo mismo también lo hice, lo tuiteado tuviese poco que ver con el tema.
Por otro lado, que sólo fuesen 140 caracteres era un reto. Yo, que he sido siempre de respuestas cortas, lacónicas y sentencias, me sentía en ello como pez en el agua.
Aún así, tuve que “adelgazar” por primera vez mi cuenta. En aquellos tiempos el nick contaba en el espacio escrito (creo que ahora no, pero no lo he comprobado) y mi nombre y apellido son largos, así que lo dejé en @pvil. Mi idea además, no sé si conseguida, es que ese final en “vil” me permitiese ser más ácido o crítico en mis tuits.
Luego llegó la “socialización”. Vinieron los “avatares”. Sí, lo reconozco, yo soy uno de esos que cambia de avatar y no deja su foto de fotomatón o el pajarito, hoy el huevo, como avatar por años. Yo valoro el avatar como ese carácter extra que te deja expresar un estado de ánimo, un color, una protesta. Otros se hicieron eco de esa posibilidad y se inventaron los lazos, los avatares específicos para determinadas causas.

Una de mis “inutilidades” fue modificar avatares ajenos de aquellas personas que seguía y en una especie de homenaje o de “causa común” añadirles gafas y portátiles, publicarlos y regalarlos de algún modo. Aquello lo llamé “potachovización” y últimamente “pevilización”. Era una manera de homenaje, de crear afinidad y grupo entre aquellos/as a quienes seguía. Hubo quien no lo entendió asi, lo tomó a mal y hasta me bloqueó. Supongo que en adelante tendría precaución en publicar su foto como perfil. Otros/as, muchos/as, me lo agradecieron y en algún momento el timeline se me pobló de avatares con gafas y portátil.

Siento decir que no a todo el mundo que me lo pidió pude hacérselo. Algunas fotos se perdieron, el tiempo no dio para más, y todo se fue diluyendo poco a poco. Aún están en mi cuenta de Flickr esas 479 fotos de “potachovizados”, 73 “potachovized”, y 73 “pevilizados”. Faltan otros, los “primaverizad@s” y “otoñales”, que parece que no subí a Flickr.
También usé otras opciones en Twitter, como la micropoesía, los microcuentos o las citas famosas, publicar mis acuarelas o dibujos, comentar eventos o “educhats”, simplemente escribir lo que pensaba…
Y para llegar a ello, muchos tuits… 59.966, mucho tiempo, difícil saber si son esos todos los míos, algunos se borraron, otros simplemente son retuits, otros enlaces compartidos, mucho tiempo, sí,  si lo contamos como minutos ante el ordenador primero, luego en el móvil, tuiteando en la calle o desde cualquier lugar…
Y los seguidos y seguidores. El 1 de julio yo seguía 5.938 cuentas de Twitter. Eso son muchos tuits en mi timeline, muchos temas distintos, mucha, demasiada información, imposibles de seguir. Y me seguían no menos, 5.352 cuentas de Twitter que cada vez que yo escribía una tontería recibían una actualización mía.
Tenía tres opciones: dejar de usarla, adelgazarla dejando de seguir gente, o cerrarla definitivamente.
Decidí lo segundo. 
Dejar de entrar es difícil para mí, están en mi contra mi curiosidad y mi aburrimiento. Por otro lado, alguna vez Twitter me ha estimulado la imaginación, o proporcionado ayuda, o conversación.
Cerrarla implicaba perder lo escrito, aunque sé que se puede copiar o guardar, y también sé que nunca se pierde. Alguien lo guardará para ser utilizado en mi contra, o a mi favor, o al suyo propio.

@pvil me ha dado a conocer. También me ha informado y me ha dado a conocer otras personas e ideas. No sé si eso es suficiente. Hoy mismo reflexionaba, en Twitter y Facebook, sobre mis  “amistades virtuales”:

Así que en eso estuve y eso estoy, o no estoy: adelgazando @pvil.
Actualmente sigo 2.337 cuentas de Twitter y aún me siguen 5.201.
¿Será esto suficiente?

¿Has reflexionado alguna vez sobre tu papel como docente…?

“¿Has reflexionado alguna vez sobre tu papel como docente en la sociedad? ¿Te has preguntado para qué educas, por qué educas, cómo educas?”
Esta es la pregunta que plantean en el grupo “Visiones Disruptivas de la Educación” de la red del VI Encuentro Internacional Educared 2011
Y esta, mi respuesta: 
He visto el vídeo de María Acaso, he pasado por su web, pero parece que el sitio más adecuado para comentar es este grupo, y como no quiero abrir nueva discusión, y creo que esta discusión se presta a ello, pondré aquí mis manifiestos docentes.

¿Reflexionar? todos los días.
Pero mis reflexiones y manifiestos los suelo volcar en mi blog,  “Discentia”, donde escribo desde 2006 sobre discentes y aprendizaje. De más reciente a más antiguo aquí pongo algunos post:
(No es obligatorio leerlos, podrían tener contraindicaciones, en caso de duda consulte a su pedagogo/a de cabecera…)

– Del Dibujo, la Plástica y de su aprendizaje – 20 de septiembre de 2011
– Manipulación Educativa – 25 de julio de 2011
– Mis propuestas educativas – 4 de junio de 2011
– Criticando a los que hacen (y 3) – 3 de junio de 2011
– Criticando a los que hacen (2) – 3 de junio de 2011
– Criticando a los que hacen (1)  – 2 de junio de 2011
– La burbuja educativa ha estallado – 1 de junio de 2011
– Utopías, inopias y escuelas pías (Educación) – 18 de mayo de 2011
– Movimientos, cenáculos, catacumbas y metáforas educativas – 2 de mayo de 2011
– El sistema educativo es anacrónico – 15 de marzo de 2011
– Liderando el cambio: ¿Por qué fallan los esfuerzos de cambio en Educación? – 25 de octubre de 2010
– eVENTOS (acerca de GEF 2010… y otros) – 21 de octubre de 2010
– #educachat – Revolución vs. evolución educativa – 8 de junio de 2010
– CIENCIA, Discencia, docencia, decencia, conciencia. – 7 de octubre de 2009
– Internet Manifesto in Education – 19 de septiembre de 2009
– El Manifiesto de Internet (en Educación). – 15 de septiembre de 2009
– Los tres timos (o mitos) de las TIC: Redes (y 3) – 19 de mayo de 2009
– Los tres timos (o mitos) de las TIC: Formación (2) – 19 de mayo de 2009
– Los tres timos (o mitos) de las TIC: Herramientas (1)– 19 de mayo de 2009

¿Que si he reflexionado? pues sí…
¿O querían saber de ejercicios, evaluaciones, recursos…?
En tal caso, me he equivocado.
Otra vez.

Por cierto, los comentarios en el debate inicial de este grupo “disruptivo” han pasado a ser invisibles. ¿Por qué será?
Published in: on 20 octubre 2011 at 10:01 am  Comments (2)  

>Burocracia 2.0 (Etimología, anécdota y moraleja)

>

………………………………………………………………………………………………..
1. Etimología

Aclaración previa: no considero la burocracia como algo intrínsecamente malo. Etimológicamente, burocracia es “gobierno desde los despachos”, y, ya sean estos de empresas o de administraciones, lo cierto es que resulta hoy el método más común de gobernar.
Burocracia. (Diccionario de la RAE)
(Del fr. bureaucratie, y este de bureau, oficina, escritorio, y -cratie, -cracia).
1. f. Organización regulada por normas que establecen un orden racional para distribuir y gestionar los asuntos que le son propios.
2. f. Conjunto de los servidores públicos.
3. f. Influencia excesiva de los funcionarios en los asuntos públicos.
4. f. Administración ineficiente a causa del papeleo, la rigidez y las formalidades superfluas.
Si además leemos la primera acepción del diccionario de la RAE hasta no parece mal. Sin embargo, en este país, “burocracia” casi siempre se la entiende como las otras tres acepciones, y especialmente la última.
Para finalizar este punto, añadiré que yo mismo soy un burócrata más, pues, como funcionario educativo, desde mi despacho procuro encontrar un orden racional en mis asuntos, aunque no pueda evitar en muchas ocasiones resultar ineficiente, rígido, formal y hasta superfluo.
………………………………………………………………………………………………..
2. Anécdota

Dicho lo anterior, finalizado el post anterior, “Pintar no es escribir”, recibí un breve correo con este texto:

Buenos días Pedro.
Sentimos informarte que el plazo de recepción de viñetas ya se cerró, aunque igualmente te agradecemos tu colaboración con nosotros.
Saludos cordiales

Ese breve correo, que me sonaba a respuesta mecanizada, me irritó. Ni que decir tiene que me sentí frustrado. Había pasado unas horas añadiendo colores a un dibujo al que sólo estaba previsto añadir texto, y además no me pareció ver ningún plazo en aquel post del 5 de abril, así que respondí, primero en Twitter, y luego con un correo:

En mi Twitter:
– Burocracia 2.0: “Sentimos informarte que el plazo de recepción de viñetas ya se cerró, aunque igualmente te agradecemos…” @EducaconTIC
– “Quien no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación” . Proverbio Arabe
A mí me pasa al revés: no entiendo explicaciones y sí imágenes. Si no hay premio en cuestión, si hay menos de 20 viñetas presentadas, si el coste en Flickr es cero, o casi cero… ¿Qué burocracia impide no agregar esta imagen?
Igualmente, Saludos cordiales,

Algunos mensajes en Twitter después, algunos correos, aclaraciones por ambas partes y el asunto estaba resuelto. Unas horas más tarde mi dibujo estaba “desentonado” con sus colores en el album de Flickr.
Ni que decir tiene que mantengo, y aún aumento, mi admiración por EducaconTIC y por quienes lo hacen posible. A muchos de ellas/os los conozco y aprecio, y recomiendo que visiten su interesante web.
Además, esta anécdota no hace más que hacer evidente cómo, en una organización dinámica y moderna, es posible resolver algo con rapidez utilizando las nuevas tecnologías. Y también me sirvió a mí para reflexionar en torno a la burocracia 2.0, lo que constituye la moraleja y tercer acto de este post.
………………………………………………………………………………………………..
3. Moraleja

Aunque las nuevas tecnologías, bien usadas, pueden mejorar, y mucho, todos los procesos burocráticos, lo cierto es que, en muchos casos, esa burocracia 2.0 consiste en un proceso de reproducción y repetición en Internet de los peores y más inútiles hábitos ya existentes, sean estos administrativos, comerciales, de gestión o educativos.
Olvidan quizás quienes esto hacen, que en la burocracia 2.0 es el usuario/a quien maneja todo el proceso, y que no cuenta más que con lo que le permite su ordenador, su (in)formación y su conexión a Internet. Y que es un/a usuario/a único/a, pero al mismo tiempo variado/a y distinto/a.
Tener que rellenar formularios, visitar consecutivas pantallas, leer advertencias larguísimas, o encontrarse al final con que falta algo, que el ordenador se bloquea, o no se ve lo que se supondría deberíamos ver, suele ser habitual. Dejar al usuario la labor pasiva de leer, o de aceptar o no lo que se le pide, dar instrucciones confusas, o necesitar determinados programas, plugins o requisitos para ver las webs también suele ocurrir. Y otros recursos, como las respuestas automatizadas, las campañas de correo masivas o las webs estáticas, o saturadas de información textual, la ausencia de menúes de ayuda, o peor aún, ser las ayudas confusas, erróneas o desactualizadas, pues eso,… tampoco ayudan.
A mí me gustaría que empresas, escuelas, administraciones, o nosotros mismos si hemos de crear una web, no nos limitásemos a duplicar en Internet, o incluso a complicar más, la burocracia ya existente de despachos, ventanillas, sellos, impresos, trámites y reclamaciones. Me gustaría que valorásemos un amplio abanico de accesibilidad, de posibilidades técnicas, de plataformas, de conexión y de conocimiento técnicos de usuarios/as.
Me gustaría, en resumen, que, de ser posible, porque lo es, la burocracia 2.0 nos permitiese una gestión más simple, rápida, coordinada, eficaz, accesible, personal, y evaluable por el usuario/a.
Published in: on 18 mayo 2011 at 2:34 am  Comments (1)  

>Panoramas desde la Gomera

>

A veces no me basta con una foto para reflejar un lugar o una vista.
Por eso, desde que tuve cámara digital y venía con un programa para unir varias fotos en una sola me suelo plantar en un sitio, saco varias fotos, y luego las uno como en un puzzle, y las veo en su conjunto. Y lleva su tiempo, no crean.
Existe mucho software específico para elaborar panoramas, como Hugin, Autopano, Autostitch y otros que recomiendan en el mismo blog de Panoye, o en la web panoramas.dk, pero yo reconozco que sigo usando ese programa que me vino con mi primera cámara, Canon PhotoStitch.
En mi reciente viaje a la isla de la Gomera he hecho otra vez lo mismo: pararme en muchos sitios y realizar varias fotos. La Gomera es una isla repleta de miradores y de lugares que visitar.
Reúno aquí varias de esas vistas que he subido a Flickr en un album, “La Gomera – Panoramas”. También añado algunas de ellas que he subido a mi página en Panoye, una web que permite subirlas desde Flickr, localizarlas en Google Maps, insertar su código en un blog o web y verlas como en una animación. Existen otras webs, como Panoramio, del mismo Google, que permiten localizar las fotos, pero esta de Panoye me gusta más, por especializarse en panoramas (y estar menos sobrecargada, por ahora).

Espero que les guste. Y que no les mareen.

Valle Gran Rey 1 - La GomeraBarranco de Arure - La GomeraDegollada de Peraza 1 - La GomeraRoque de Imada - La GomeraPlaya de Hermigua - La GomeraTorre del Conde, San Sebastián - La Gomera
Degollada de Peraza 2 - La GomeraVallehermoso - La GomeraRoque Agando 2 - La GomeraDrago de Agalán - La GomeraRoque Agando 1 - La GomeraMirador de Alojera - La Gomera
Playa de Alojera - La GomeraRoque Rejo - La GomeraMirador de los Roques - La GomeraCharco del Conde - La GomeraValle Gran Rey 2- La Gomera

La Gomera – Panoramas, a set on Flickr.

http://www.flickr.com/apps/slideshow/show.swf?v=71649

Mis panoramas en Panoye.com: 

Torre del Conde, San Sebastián – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2888

Playa y barranco de Hermigua – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2889

Vallehermoso – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2886

Valle Gran Rey 1 – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2882

Charco del Conde – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2891

Roque Agando 2 – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2884

Mirador de los Roques – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2885

Degollada de Peraza 1 – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2887

Roque de Imada – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2892

Barranco de Arure – La Gomera
http://www.panoye.com/embed/2890

Published in: on 25 abril 2011 at 3:37 am  Comments (2)