Magritte, su pipa, y Virginia Tech

Disculpen que me ponga serio, ahora que los noticiarios van enterrando poco a poco una historia que no es agradable, y que yo la relacione con un pintor, René Magritte, y un cuadro suyo “La trahison des images”, que casi todos conocemos como lo que escribió en él : “ceci n’est pas une pipe” (esto no es una pipa). Son muchas las versiones conocidas de este cuadro y no sé si la que aquí pongo será la mejor, pero todas repiten el motivo: la traición de las imágenes, las imágenes pueden llegar a engañarnos.

Yo no sé la historia del tal Cho, que causó la matanza de Virginia, ni quizás él merezca que la sepamos, pero permitan imaginarme cosas: seguramente no había matado antes a nadie, pero puedo creer que sí había disparado miles de veces, desde su consola o su ordenador, abatiendo víctimas de videojuegos, adquiriendo la habilidad de disparar y abatir personas.

Seguramente había visto en la tele miles de muertos en los noticiarios, seguramente vio otros personajes, terroristas o militares, armados hasta los dientes y en actitud agresiva, como aparece él mismo en las imágenes que las televisiones y periódicos nos han mostrado, volviendo quizás a alimentar los pensamientos que otro chico estará teniendo seguramente ahora.

Nos dirán que es por el control de armas, que basta con detectores de metales, profesionales de la seguridad, guardaespaldas. Yo les digo que no. Se trata de educación, de distinguir entre realidad y fantasía, entre imagen y vida.

Déjenme que crea que Cho no estaba viendo personas morir, estaba viviendo su propio videojuego, como seguramente harán los muchachos americanos que luchan en Irak, o los pilotos de los bombarderos. Déjenme pensar que pasó muchas horas sólo, sin relacionarse con la realidad de otras personas. Porque si no, ¿cómo explicarse esa frialdad?

Magritte nos decía esto de una imagen: la imagen nos traiciona. Hoy, a los profesores no nos dejan enseñar cómo funcionan, cómo traicionan las imágenes, eso no interesa, ¿de qué otro modo podrían engañarnos, vendernos, controlarnos, aislarnos, alienarnos?

Anuncios
Published in: on 24 abril 2007 at 6:02 pm  Dejar un comentario  

Magritte, su pipa, y Virginia Tech

Disculpen que me ponga serio, ahora que los noticiarios van enterrando poco a poco una historia que no es agradable, y que yo la relacione con un pintor, René Magritte, y un cuadro suyo “La trahison des images”, que casi todos conocemos como lo que escribió en él : “ceci n’est pas une pipe” (esto no es una pipa). Son muchas las versiones conocidas de este cuadro y no sé si la que aquí pongo será la mejor, pero todas repiten el motivo: la traición de las imágenes, las imágenes pueden llegar a engañarnos.

Yo no sé la historia del tal Cho, que causó la matanza de Virginia, ni quizás él merezca que la sepamos, pero permitan imaginarme cosas: seguramente no había matado antes a nadie, pero puedo creer que sí había disparado miles de veces, desde su consola o su ordenador, abatiendo víctimas de videojuegos, adquiriendo la habilidad de disparar y abatir personas.

Seguramente había visto en la tele miles de muertos en los noticiarios, seguramente vio otros personajes, terroristas o militares, armados hasta los dientes y en actitud agresiva, como aparece él mismo en las imágenes que las televisiones y periódicos nos han mostrado, volviendo quizás a alimentar los pensamientos que otro chico estará teniendo seguramente ahora.

Nos dirán que es por el control de armas, que basta con detectores de metales, profesionales de la seguridad, guardaespaldas. Yo les digo que no. Se trata de educación, de distinguir entre realidad y fantasía, entre imagen y vida.

Déjenme que crea que Cho no estaba viendo personas morir, estaba viviendo su propio videojuego, como seguramente harán los muchachos americanos que luchan en Irak, o los pilotos de los bombarderos. Déjenme pensar que pasó muchas horas sólo, sin relacionarse con la realidad de otras personas. Porque si no, ¿cómo explicarse esa frialdad?

Magritte nos decía esto de una imagen: la imagen nos traiciona. Hoy, a los profesores no nos dejan enseñar cómo funcionan, cómo traicionan las imágenes, eso no interesa, ¿de qué otro modo podrían engañarnos, vendernos, controlarnos, aislarnos, alienarnos?

Published in: on 24 abril 2007 at 5:02 pm  Dejar un comentario  

¿Semana sin televisión? (vídeos)

Cuesta… cuesta dejarla. Alguna bula para ver alguna cosilla, pero aquí en casa hemos reducido algo su consumo. ¿Se habrán enterado los audímetros? ¿Llegará la crisis a los directivos de las cadenas? ¿tendremos que volver a leer las revistas del corazón?

No quisiera convertirme en propagandista radical de este tema, pero para aguantar el mono, aquí van dos vídeos, que vía Ecologistas en acción, provienen de Adbusters y Screentime.

No deja de ser una paradoja utilizar un vídeo, o videojuego, para dejar de ver la tele.

Y es que hay muchas televisiones y videojuegos posibles, y no sólo las que nos quieren vender, vía mercado, audiencias y otras mentiras similares.

Published in: on 24 abril 2007 at 4:28 pm  Dejar un comentario  

¿Semana sin televisión? (vídeos)

Cuesta… cuesta dejarla. Alguna bula para ver alguna cosilla, pero aquí en casa hemos reducido algo su consumo. ¿Se habrán enterado los audímetros? ¿Llegará la crisis a los directivos de las cadenas? ¿tendremos que volver a leer las revistas del corazón?

No quisiera convertirme en propagandista radical de este tema, pero para aguantar el mono, aquí van dos vídeos, que vía Ecologistas en acción, provienen de Adbusters y Screentime.


No deja de ser una paradoja utilizar un vídeo, o videojuego, para dejar de ver la tele.

Y es que hay muchas televisiones y videojuegos posibles, y no sólo las que nos quieren vender, vía mercado, audiencias y otras mentiras similares.

Published in: on 24 abril 2007 at 3:28 pm  Dejar un comentario