Doce nuevos MicroCuentos en Twitter

Ayer retomé la sana costumbre de escribir MicroCuentos en Twitter. También los publiqué en Facebook.
Los 140 caracteres estimulan la precisión y la brevedad, y el tema, siendo estas noches de ánimas y difuntos, se prestaba a darles un tono oscuro. Acabo de publicar los últimos dos y esta es una nueva docena de relatos o MicroCuentos que sumar a los otros ya publicados aquí:
Oyó golpes. Despertó. Estaba oscuro, húmedo, en una caja. Se abrió y vió otra cara. Gritaron. Alguien encontró sus cuerpos. Muertos. #relato
Nunca había oído a sus perros tan inquietos… 
De repente, silencio. Agarró su fusil,… ya era tarde, sólo vio brillar sus colmillos. #relato
Odiaba los bichos. Dormía entre mosquiteras, todo cerrado. 
Tardaron en encontrarlo, una mosquitera al cuello, comido por insectos. #relato
El”kommandant”revisaba concienzudo cada rincón. No quería errores. 
No oyó la puerta metálica cerrarse, sólo el leve silbido del gas. #relato
De noche, perdido, lloraba. No podía gritar. Sintió una mano tirar de él hacia dentro de un árbol. Encontraron al niño allí, dormido. #relato
Noche. Ella, sentada en su tabla. Algo rozó su pierna. Llegó la gran ola. Surfeó.
En la orilla su tabla mostraba un enorme mordisco. #relato
Retratos de sus antecesores. Pronto estaría el suyo. El ministro oyó un estruendo. La arista de un cuadro se clavó entre sus cejas. #relato
“Una misión fácil”…”sin peligro, Tetis está muerto”…
“¿Y por qué siento ese intenso frío en la nuca?”…”¿Dónde estás,…quién hay ahí?” #relato
Vértigo. Sudaban sus manos. Al fondo, el vacío. Una piedra cayó. 
Cerró los ojos y sintió el aire. Había llegado a la cima. Sonrió. #relato
Miró de reojo. Acarició su arma. Llamó a la puerta. Un fogonazo. 
En el suelo, desangrándose, aún pudo ver sus zapatos, de reojo. #relato
Fantasmas. Dolor. Tiró el lienzo en blanco al suelo. 
Amaneció allí encima, su silueta dibujada con su propia sangre, con sus dedos. #relato
Otra tiza más… risas… el maestro… se giró. Sonrió. La luz se fue. Gritos. 
El alumno colgaba en la pizarra,… su boca… llena de tizas. #relato
Published in: on 2 noviembre 2013 at 2:05 pm  Comments (1)  

La Red, o será emocional, o no será

¿Emociones en la red?

“¡Dános enlaces, recursos, eventos, cursos, datos, imágenes, opiniones autorizadas, copia lo último de…

Pues no, y no, y no lo siento, en la red hay personas, encuentros, abrazos, conversaciones, y muchas emociones. Pasado ya casi un mes de mi regreso de Edublogs 2009, llega el momento de volcar aquí mi breve reflexión.

“¿Y tú qué haces aquí? ¿a qué vienes desde Canarias?” escribía en mi último post. “Me gusta escucharles, ponerles voz y cara a personas interesantes”, respondí.

Estos últimos días de agosto, en Madrid, media docena o algo más de personas, de distintos lugares, se han reunido para conocerse, hablar y ponerse caras después de leerse por Internet, en sus blogs (1), en el CIO (2). Yo no pude estar.

Mucho se escribe y proclama cada día, cada minuto, sobre Redes Sociales, sobre los Social Media, sobre Internet, Facebook, Twitter, sobre la Red y su futuro, pero, para mí,

la Red, o será emocional, o no será.

(1) Ana, Montse, Ricardo, Isabel, Chelucana, Andriu, Víctor, Juan.
(2) CIO en Discentia, Red Social CIO.

Technorati Tags: , , ,

P.S.: Hay una herramienta, Twistori, un visualizador de Twitter, que permite mostrar búsquedas de determinadas palabras. Este es un ejemplo grabado de sus resultados con Amo, Odio, Siento, Quiero :

Reblog this post [with Zemanta]

Published in: on 31 agosto 2009 at 1:14 pm  Comments (8)  

CULPABLE

Hoy, según Facebook, soy un presunto violador (de la propiedad intelectual).
Mi delito: ilustrar un año de Internet en el Aula con la canción de Jorge Drexler “La Infidelidad en la Era Informática”. El juicio y la sentencia han sido rápidos, sin defensa: retirada del vídeo y aviso pertinente. Ahora debo demostrar que podía usar esa canción. He escrito a Jorge Drexler en su web. Por el mismo motivo, por otro vídeo, lo he hecho en la web de Chambao. No espero gran cosa.
Vivimos tiempos extraños. Leyes y tribunales que encierran la cultura bajo un canon. Nuevas inquisiciones y policías tecnológicas. Permisos para compartir imágenes. Todo tiene un precio. Sustituimos redes abiertas por redes comerciales y capadas. Bajo la amenaza de no sé qué herejías, delitos y protecciones “intelectuales” se orquestan campañas y leyes que suprimen libertades, que silencian conocimientos. Viva lo privado, abajo lo público. Ya no veremos niños en las pantallas, sólo burkas y máscaras. Todos somos culpables hasta que no demostremos lo contrario.
Culpables de dejarnos arrebatar libertad, conocimiento y comunidad.
No, no me siento feliz hoy, no.

Published in: on 12 marzo 2009 at 11:37 pm  Comments (7)  

CULPABLE

Hoy, según Facebook, soy un presunto violador (de la propiedad intelectual).
Mi delito: ilustrar un año de Internet en el Aula con la canción de Jorge Drexler “La Infidelidad en la Era Informática”. El juicio y la sentencia han sido rápidos, sin defensa: retirada del vídeo y aviso pertinente. Ahora debo demostrar que podía usar esa canción. He escrito a Jorge Drexler en su web. Por el mismo motivo, por otro vídeo, lo he hecho en la web de Chambao. No espero gran cosa.
Vivimos tiempos extraños. Leyes y tribunales que encierran la cultura bajo un canon. Nuevas inquisiciones y policías tecnológicas. Permisos para compartir imágenes. Todo tiene un precio. Sustituimos redes abiertas por redes comerciales y capadas. Bajo la amenaza de no sé qué herejías, delitos y protecciones “intelectuales” se orquestan campañas y leyes que suprimen libertades, que silencian conocimientos. Viva lo privado, abajo lo público. Ya no veremos niños en las pantallas, sólo burkas y máscaras. Todos somos culpables hasta que no demostremos lo contrario.
Culpables de dejarnos arrebatar libertad, conocimiento y comunidad.
No, no me siento feliz hoy, no.

Published in: on 12 marzo 2009 at 11:37 pm  Comments (7)