MUJERES

Mi pequeño homenaje hoy son mis trabajos realizados sobre mujeres, o acerca de mujeres, y que he ido compartiendo en Flickr estos últimos años:

El álbum “Mujer”, 103 trabajos artísticos

El álbum”Mujeres y TIC”286 avatares:

Anuncios
Published in: on 8 marzo 2015 at 11:02 pm  Dejar un comentario  

Dorothea Lange: la luz en un tiempo gris

Yo ya pensaba en Dorothea Lange cuando escribí el post anterior sobre “Grises” y lo terminé con este dibujo, (¿lo recuerdan?):

“De la mano (padre e hijo) 
Acuarelas y apuntes “De la mano” // Dibujando. Técnicas húmedas: Aguada de tinta china. Proceso.

Dice sobre Dorothea Lange la Wikipedia:

Dorothea Lange (1895 …- 1965 … EE. UU.) fue una influyente fotoperiodista documental, mejor conocida por su obra la “Gran Depresión” para la oficina de Administración de Seguridad Agraria. Las fotografías humanistas de Lange sobre las terribles consecuencias de la Gran Depresión la convirtieron en una de las periodistas más destacadas del fotoperiodismo mundial.

Para mí, Dorothea Lange fue mucho más que una fotógrafa en blanco y negro para unos años grises. Ella supo ver lo que casi nadie quería ver en los años de la depresión: la dignidad de las personas en la más absoluta de las pobrezas, la gente caminando en las cunetas, los niños durmiendo en coches o bajo lonas, la gran migración buscando huir del hambre. 
En sus fotografías yo no veo grises. Veo cielos luminosos y brillos en las manos y las caras, aunque estuviesen agrietadas y sucias, y familias unidas pese al hambre y la falta de trabajo.


En 1936 su fotografía más conocida, “Madre inmigrante” la contaba ella así:
      “Vi y me acerqué a la famélica y desesperada madre como atraída por un imán. No recuerdo cómo expliqué mi presencia o mi cámara a ella, pero recuerdo que ella no me hizo preguntas. No le pedí su nombre o su historia. Ella me dijo su edad, que tenía 32 años. Me dijo que habían vivido de vegetales fríos de los alrededores y pájaros que los niños mataban. Acababa de vender las llantas de su coche para comprar alimentos. Ahí estaba sentada reposando en la tienda con sus niños abrazados a ella y parecía saber que mi fotografía podría ayudarla y entonces me ayudó. Había una cierta equidad en esto.” 


Aquella mujer, madre de 7 hijos, se llamaba Florence Owens Thompson y cuentan sus hijos que no fue la historia exactamente así, y que sufrieron muchos años por aquella foto, y que tras aquel breve encuentro poco o nada volvieron a saber de la fotógrafa. Sólo al final, dicen, supieron valorar la importancia de aquella foto simbólica de toda una época.

Aquel día Dorothea sacó otras cinco fotos de aquella familia, pero fue aquella que titularon “Madre inmigrante”, con 7 hijos, 32 años, la imagen de aquella mujer delgada, pensativa, mirando hacia delante, con el bebé en su brazo izquierdo y dos de sus hijas ocultándose de la cámara, aquellas cuatro personas en el breve y frágil espacio bajo una lona, se convertió en símbolo de la Depresión e hizo visible lo real.

No creo que Dorothea Lange fuese una fotógrafa de lo gris, sino de la luz y de la vida. Supo ver donde otros se taparon los ojos. Supo alertar sobre lo que estaba pasando. Aquel año de 1936 pasaron muchas cosas. Hay quien se tapó los ojos y oídos. Otras personas salieron a los caminos a buscar la verdad. Aunque tuviesen que subirse al techo de un coche.

Como Dorothea Lange.

Published in: on 15 diciembre 2011 at 7:52 am  Comments (3)  

"Docentes por la igualdad de género"



Teachers for gender equality – World Teachers’ Day 2011 
Les enseignants pour l’égalité des genres – Journée mondiale des enseignants 2011 
Los docentes por la igualdad de género – Día mundial de los Docentes 2011

Ayer, 5 de octubre, fue el día mundial de los y las docentes de 2011, #wtd2011.
El tema escogido fue la igualdad de género. Como otros años, en la web http://www.5oct.org han puesto los carteles y la documentación, y también en la web de la Unesco se anuncian actos y foros relacionados con este día.

Aquí pueden ver una composición mía con los carteles en otros idiomas:

En el modelo del cartel en español se lee “los docentes para la igualdad de género”, y no “los docentes por…” como aparece en la web. Y pienso yo si no será mejor elegir y preparar a los docentes del futuro para la igualdad de género y no convencer a los actuales para que actuemos “por la igualdad de género”.
Quienes trabajamos en la Educación ya sabemos del esfuerzo y proporción de mujeres que se dedican a la enseñanza, muy superior al de otras profesiones. Hubo un tiempo gris que algunos quieren olvidar en que la única profesión a la que se dejaba acceder a la mujer era la de maestra. Y además, yo añadiría, fueron mal formadas, mal pagadas, mal tratadas y manipuladas.
Pero no sólo fue aquí. Basta leer los informes mundiales de la UNESCO y podemos leer: 
“La docencia, especialmente a alumnos jóvenes, es una profesión en la que predominan las mujeres. A nivel mundial, casi el 90% de los docentes de primera infancia y más del 60% de los docentes de primaria son mujeres. Estas proporciones varían cuando se incrementa la edad de los estudiantes: en la enseñanza secundaria, alrededor de la mitad de los docentes son mujeres, y en la educación superior, casi el 40%. Además, las mujeres están subrepresentadas en los puestos de liderazgo en la escuela.”

Los docentes hablamos mucho. A veces demasiado. Y se habla de nosotros. Mucho. 
Pero también callamos. Mucho. A veces demasiado. Y nos callan. Y se callan. Mucho.
Poco he leído y oído hablar en estos días de igualdad de género… en la educación.
Los modelos que tenemos en la escuela y en las familias se trasladan a nuestros hijos y a la sociedad: escuelas segregadas, escuelas femeninas y masculinas, escuelas desiguales, escuelas que marginan y escuelas que maltratan, escuelas para ricos y escuelas para pobres, esas escuelas aún están entre nosotros, esas escuelas marcan nuestra sociedad y parece que el futuro. Pero nadie las ve, o quizás no queremos verlas. Como aquel tiempo gris.
Les dejo con más carteles. Con más palabras, ecuaciones, ilusiones escritas en pizarras:

>Citas incitables e incitantes

>

Desde que uso Twitter , uso bastante las citas. Antes no me gustaban. Me parecían conocimiento muerto. Palabras congeladas.
Y quizás lo sean.
“Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.” – Groucho Marx
Pues yo -en Twitter- prefiero pasar por tonto -lo que hago bastante bien- y frente al silencio prefiero compartir una frase ajena, una cita.
“Citadme diciendo que me han citado mal.” – Groucho Marx
Lo que hay que decir de las citas es que constituyen una selección de selecciones. La gente durante años se ha dedicado a reunir una serie de frases, antes eran refranes, luego de sabios, más tarde de personajes famosos, y ahora, casi de cualquiera.
Pero no se engañen, como toda selección, como los refranes populares o sentencias religiosas, está ya manipulada de origen, ya sea porque se eligen un determinado tipo de temas, ya sea porque se escogen aquellas que se adaptan al pensamiento establecido.
Así, raramente encontrarán en Wiquiquote o Wikicitas, palabras de personajes marginales, de antisistema, de algunas pocas mujeres, o menos aún de personajes modernos. Necesitan estar dotadas esas frases de cierta antigüedad y convencionalismo.
Yo no uso un criterio definido para compartir citas en Twitter. A veces sigo un tema, a veces me quedo con una frase. Tampoco citar a alguien signifca para mí compartir su opinión. A veces opino justo lo contrario, y me extraña que esa opinión esté ahí, a la vista, sin que nadie la discuta. A veces simplemente quiero provocar, o reflexionar.
Porque muchas citas, con ese espejo monocolor de “hombres”, “mujeres”, “sabios”, “tontos”,… son un reflejo, por desgracia de la mentalidad general de la gente, de ese filtro gris que nos impide ver las cosas como deberían ser en esta época.

Hoy, entre otras, tuiteé con la etiqueta #citasmalditas. La primera era una manipulación provocadora de una muy popular cita de Confuncio:

“Me lo contaron… y no atendí; lo vi… y no entendí; lo hice… y me olvidé.” Confundío #citasmalditas

Siguieron muchas más citas. Una de ellas fue ésta:

“Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo.” – Napoleón Bonaparte. #citasmalditas

Me dijo entonces Chelucana en Twitter que hay citas “incitables” y que “Si las citas de hace siglos siguen vigentes es porque contribuimos a su difusión”
Bueno, yo no lo veo yo así. No creo que haya nada “incitable”, sino discutible, y tampoco creo que el silencio cambie las frases de personas que vivieron en otras épocas. Ni que el silencio ayude a ninguna mujer u hombre a cambiar una situación que aún hoy se ve reflejada en una frase de hace años. 
Pero sí creo que esas citas pueden ser incitadoras, ayudándonos a ver lo poco que hemos cambiado y lo mucho que debemos mejorar. Como este post que dejo aquí. Este es un post imperfecto y perfectible que nunca llegará a cita.

En todo caso, le respondí yo también, Napoleón Bonaparte pasó media vida huyendo, y la otra media solo, y desterrado. Y no, no se le conoce en el mundo por sus palabras ni por sus citas. Y, como somos esclavos de nuestras palabras, quizás hubiese que añadir esta cita al sitio donde dejó de huir, su tumba en París:

Y es que quizás, debamos ser más críticos con las citas, sobre todo con aquellas que son generalizadoras, regresivas, machistas, racistas, belicistas o insolidarias, y, aunque sigo sin creer que deban dejarse de compartir, sino más bien lo contrario, deben servir para fomentar la crítica y dejar en evidencia a quienes las emitieron, eso no me impide terminar este post diciendo:

(Esta animación la públiqué en mayo de 2008 como una de mis respuestas al debate de Internet en el Aula en torno al vídeo de Sir Ken Robinson “¿Matan las Escuelas la creatividad?”)

Published in: on 8 abril 2011 at 4:21 pm  Dejar un comentario