15 M

2 números, una letra. Simplicidad máxima.

Así he titulado un vídeo sobre las acampadas y las jornadas y movilizaciones sucedidas desde el 15 de mayo pasado.
Aunque la idea me rondaba en la cabeza, la proposición partió de Memori@, que, por email me pidió que colaborase con ella en algo para el fin de las acampadas, que ayer domingo se levantaban.
Colaborar. Bonita palabra. Me hizo pensar sobre qué entiende la gente por colaborar, y qué entiendo yo también. Memori@ me envió fotos de las acampadas y una canción del cantante y compositor Sixto Armas, “Dicen que está loco”, que le autorizó a reproducir.
Colaborar. Creo que yo no sé colaborar. Y menos a distancia. Algo se pareció a mi idea cuando comenzamos con las traducciones de TED en grupo y cada uno/a añadía o comentaba. Luego, TED dividió el trabajo en traductores/as y correctores/as y, en mi opinión, se acabó la colaboración.
Pues no. No sé colaborar. Sé aceptar trabajos, no decir que no, echar horas en cosas que no sé dónde llegarán… Pero creo que eso no es colaborar. Poner mi pincel o mi ratón para ilustrar algo, sin cambiar, mejorar, aligerar mi modo de trabajo, no es colaborar. 
Y menos aún cumpliendo plazos. Memori@ el miércoles quería algo hecho para el viernes. No pudo ser.
Así que mi trabajo “colaborativo” consistió en eso: coger las imágenes que me enviaron, “acuarelizarlas”, hacer lo mismo con algunos de los estupendos retratos de Huella Sol, ponerle la música de fondo de Sixto, ajustar los tiempos, zooms y transiciones. Revisarlo y subirlo a Youtube y a Vimeo. Días pensando, horas haciendo, tiempo inmedible, otra más de mis “inutilidades”:

Por cierto, los vídeos son iguales. Sólo que los subí a dos plataformas diferentes:

http://www.youtube-nocookie.com/v/8dTvPU97raU?version=3&hl=es_ES&rel=0

Anuncios
Published in: on 13 junio 2011 at 10:33 am  Dejar un comentario  

Concurso Nacional de Tarados

Discúlpenme el título tan poco “políticamente correcto”, pero cuando la indignación progresa, uno no cree que sea bueno moderar su lenguaje.
Cuando los docentes hablamos -o callamos- sobre los males de la Educación, omitimos muchas veces los antiquísimos y burocráticos procedimientos de formación, selección, y de adjudicación de destinos, que tenemos. Estos se llaman currículos de Escuelas y Universidades, oposiciones y concurso nacional -o no- de traslados, respectivamente.
Y lo omitimos, supongo, porque somos resultado de los mismos, o de una tercera opción, algo más “amañada”, pero igualmente burocrática y antigua, que se llama “comisión de servicios”.
Otro día podríamos hablar -o no- de Universidad, oposiciones y comisiones de servicio, pero hoy es el día de hablar del Concurso Nacional de Tarados, digo de Traslados.
Hoy se publican los resultados del concurso nacional de traslados de profesores/as de Secundaria y otros cuerpos. 14.569 participantes, dice la resolución. Hace unos días se publicó el de maestros/as. 15.484 decía la resolución.
¿Saben lo que es eso?
A 30.000 personas, docentes, estos días se les ha adjudicado un puesto de trabajo según una convocatoria publicada hace unos meses donde hicieron una solicitud, en algún caso obligatoria, y en otros casos voluntaria, a unas plazas que no sabían exactamente si les iban a dar, o en algún caso, si estarían vacantes.
¿Creen que es el mejor procedimiento de selección de puestos de trabajo?
Las administraciones educativas, desde hace siglos, creen que sí. 

¿Y cómo es ese “concurso”?
– Las administraciones educativas establecen unas plazas vacantes, las que ellas quieren, a las que se sumarán -o no- aquellas que queden libres en virtud del mismo concurso.
– Las administraciones educativas establecen un baremo, donde priman la antigüedad frente a méritos académicos, de formación u otros méritos como los cargos a su servicio desempeñados. Eso quiere decir que, así como la valoración de la antigüedad no tendrá límites, los cargos y la formación tendrán un máximo de puntos.
¿Es esto un concurso?
Pues efectivamente, ya que la suerte interviene en gran medida en el proceso.
¿De méritos?
Pues depende. El mérito mayor será permanecer vivo/a sin moverse durante años, es decir, la antigüedad. Los otros méritos, hasta cierto límite. Formarse en demasía o desempeñar muchos cargos no traerá demasiada cuenta.
¿Cómo se evalúa?
En papel. Centenares de folios compulsados, sellados y certificados por los organismos pertinentes. No vale cualquier formación. No vale cualquier competencia. Ha de estar sellada y firmada. Y no pasarse. Sólo valorarán hasta… x puntos.
Este es el Concurso Nacional de … eso.
¿Es el mejor sistema de selección de puestos de trabajo?
¿El único posible?
Y…
¿Oirán hablar a sesudos docentes sobre esto como una de las causas del estado actual de la educación?
Published in: on 7 junio 2011 at 11:20 am  Comments (1)  

Porque nos importa un pepino

Que nuestra economía dependa del buen estado de unos pepinos es algo muy serio.
Que baste un precipitado y erróneo análisis en Alemania para que toneladas de verduras vayan a la basura es algo muy triste, e indignante.
Es la diferencia entre países que venden pepinos y países que venden coches de lujo, o trenes de alta velocidad. ¿Cuántos pepinos, o tomates, hay que vender para pagar esos productos que alegremente adquirimos?
Porque no sólo son las verduras.
¿Qué haremos cuando retiren la bandera de una playa por un precipitado análisis, o destinen el turismo alemán o inglés a otras playas y países, porque sí, porque les interese entonces?
Pero trenes, coches de políticos, maquinaria, móviles, y sueldos de eurodiputados/as los pagaremos todos/as.
Porque sí.
Porque nos importa un pepino.
Y mientras tanto, yo dibujo “gurkes”, pepinos en alemán. 
Por lo mismo.

Nota: si quieren comentar, la manera más cómoda es hacerla como usuario anónimo, poniendo su nombre o no en el comentario. Blogger tiene la mala costumbre de pedirles contraseña de Google y si no, pedirles abrir una cuenta.

Published in: on 6 junio 2011 at 10:03 pm  Dejar un comentario  

Romance de los Mossos

27 de mayo de 2011

(No sé si será un homenaje, quizás no lo sea. Este romance está basado, casi todas las palabras son de él, todo el ritmo y la idea, en el “Romance de Guardia Civil española” de Federico García Lorca, publicado en 1928, hace… 83 años).

Sus cascos bien negros son. 
Y sus furgonetas negras. 
En sus chalecos relucen 
manchas de sangre y de cera. 
      *
Tienen, por eso no lloran, 
de plomo las calaveras. 
Con el alma de charol 
vienen por la calle entera. 
      *
Jorobados y nocturnos, 
por donde animan ordenan 
silencios de goma oscura 
y miedos de fina arena. 
      *
Pasan, si quieren pasar, 
y ocultan en la cabeza 
una vaga astronomía 
de pistolas inconcretas.
      *
¡Oh ciudad allí acampada! 
En las esquinas leyendas. 
La luna y la calabaza 
con tus frutas y conservas. 
      *
¡Oh acampada Barcelona! 
¿Quién te vió y no te recuerda? 
Ciudad de paz y de almizcle, 
tiene sus torres de tela.
      *
Cuando llegaba la noche, 
noche que noche nochera, 
acampados en sus tiendas 
forjaban soles y lemas. 
      *
Ciudadanos olvidados, 
llamaban a todas las puertas. 
Cantos de grupos cantaban 
más allá de las fronteras. 
      *
El viento, vuelve desnudo 
la esquina de la sorpresa, 
en la noche platinoche 
noche, que noche nochera.
      *
¡Oh ciudad allí acampada! 

En las esquinas leyendas. 
Apaga tus verdes luces
que los mossos ya te llegan. 
      *
¡Oh acampada Barcelona!  
¿Quién te vió y no te recuerda? 
Dejadla cerca del mar, 

sin peines para sus crenchas.
      *
Avanzan de dos en fondo 
a la ciudad de la fiesta.
Un rumor de bolas negras 
invade sus cartucheras. 
      *
Avanzan de dos en fondo. 
Hacia las torres de tela. 
El cielo, se les antoja, 
una vitrina de espuelas.
      *
La ciudad libre de miedo, 
multiplicaba sus puertas. 
cientos de mossos de escuadra
entran a saco por ellas. 
      *
Los relojes se pararon, 
y el agua de las botellas 
se disfrazó de noviembre 
para no infundir sospechas. 
      *
Un vuelo de gritos largos 
se levantó entre las telas. 
Las porras cortan las brisas 
que los cascos atropellan. 
      *
Por las calles de penumbra 
huyen jóvenes y viejas 
con sus cabellos dormidos 
y paz en sus manos llenas. 
      *
Hoy las calles bloqueadas 
los mossos vuelven siniestras, 
dejando detrás fugaces 
remolinos de dolencias. 
      *
En la Plaza Cataluña 
ciudadanos se congregan. 
algunos, llenos de heridas, 
sus manos levantan plenas. 
      *
Tercos fusiles agudos 
en la mañana resuenan. 
Las gentes curan heridos 
con salivilla de estrella. 
      *
Pero los mossos de escuadra
avanzan sembrando penas, 
donde joven y desnuda 
la imaginación se expresa. 
      *
Jóvenes de la acampada, 
gimen mirando su tienda 
como la rompen y llevan
alegando que es limpieza. 
      *
Otras muchachas corrían 
perseguidas por sus trenzas, 
en un aire donde estallan 
rosas de pelotas negras. 
      *
Cuando desde los tejados 
surgieron gritos de pena, 
la mañana meció hombros 
en largo perfil de piedra.
      *
¡Oh ciudad allí acampada! 
Los mossos por fin se alejan 
por un túnel de silencio 
mientras lágrimas te cercan.
      *
¡Oh, acampada Barcelona! 
¿Quién te vio y no te recuerda? 
Que te busquen en mi frente. 
juego de luces y telas.


No sé si es un homenaje, quizás sea lo contrario.
Pido perdón si lo ven así.
Un 5 de junio como hoy de 1898 nació Federico García Lorca.
En 1928 escribió “Romance de la Guardia Civil española”.
Lo que allí describe me recordó el pasado 27 de mayo en Barcelona.
De la muerte de García Lorca aún no sabemos gran cosa.
Malditos los pueblos que matan a poetas.
Aún más malditos los que olvidan sus palabras.
De hace 83 años.

Nota: si quieren comentar, la manera más cómoda es hacerla como usuario anónimo, poniendo su nombre o no en el comentario. Blogger tiene la mala costumbre de pedirles contraseña de Google y si no, pedirles abrir una cuenta.

Published in: on 5 junio 2011 at 1:44 pm  Dejar un comentario